Unión de Santa Fe, de un tiempo a esta parte, se ha convertido en uno de los equipos que más complican al rival en esta Superliga. El Tatengue, de la mano de Leonardo Madelón, sigue trabajando discretamente en pos de convertirse en uno de los animadores principales del fútbol argentino.  El ahora escolta de Racing (a dos puntos), no solo es uno de los líderes de la tabla de puntos, sino que también es líder en las estadísticas.

¿Cómo es esto? Muy simple: de la mano de Yeimar Gómez Andrade y Franco Soldano, dos pilares fundamentales para este buen presente de Unión. En el caso del colombiano, el ex Central es el jugador con más pelotas recuperadas, totalizando 83 balones (un promedio de 9.22 por partido).

Por otra parte, Soldano, referente clave en el ataque Tatengue, es el mayor ganador de duelos aéreos. El cordobés ganó hasta este momento, 68 balones elevados. Esto se traduce en un promedio de 7.55 pelotas por partido.

En la práctica, estos números individuales son trasladados con eficacia a lo colectivo. Hoy en día, Unión no solo ocupa el segundo lugar de la tabla, más la histórica clasificación a la Copa Sudamericana de 2019. También, si sigue este camino, disputará la Copa Libertadores en 2020.