Juan Pedro Altamiranda  e Ignacio Abellon Parodi

Con la presencia del nuevo staff técnico, compuesto por Mario Ledesma y Gonzalo Quesada entre otros, Los Pumas  mostraron grandes mejorías en sus dos primeros cotejos contra los Springbooks (con derrota 34-21 en Durban  y victoria 32-19 en Mendoza).  Con un gran progreso en las formaciones fijas y una gran fluidez de juego el seleccionado argentino empieza a cambiar su horizonte con vistas al mundial del año que viene, que se va a disputar en Japón.

Los cuatro desafíos restantes serán una muestra de carácter,  primero en su gira por Oceanía donde enfrentarán al siempre poderoso Nueva Zelanda y al más accesible Australia; para terminar el torneo ante estos mismos rivales  en tierra nacional (con Nueva Zelanda en el estadio de Velez Sarsfield y con Australia en Salta).

El historial no es favorable para Los Pumas ante ambos equipos con Australia: 5 ganados (uno de ellos por este campeonato en el 2014), 23 perdidos y uno empatado. Versus los All Blacks llevan  25 derrotas y un empate, el muy recordado 21-21 en cancha de Ferro con exquisita perfomance de Hugo Porta en 1985.

Se suma al equipo Gaston Cortes, pilar derecho de los Leicester Tigers, una muestra de que la veda para los jugadores que disputan los torneos europeos esta levantándose. Dado que este jugador reemplaza a Juan Figallo (Saracens).

Los convocados son: