El 11 de abril en la provincia de Salta Julia L, testigo en la causa María Cash, fue brutalmente atacada en su domicilio. La testigo terminó hospitalizada en el centro médico San Bernardo de Salta.

Julia denunció que tres hombres entrarón a su casa de forma brutal, mafiosa e intimidatoria, y además agregó que estas dos personas la drogaron, la torturaron y que en su cuerpo le escribieron con un cuchillo: ” El macho siempre gana”. Ella reconoce a uno de sus atacantes que sería  Martín ( su ex-marido) instructor de guardicárceles del Penal de General Güemes. Tras este momento totalmente violento ocasionado la testigo solicitó obtener beneficios de la Ley de Testigos encubiertos y además pidió protección del Estado nacional.

La testigo anteriormente había denunciado en una fiscalía de Buenos Aires que su exmarido, juntos con otros integrantes del servicio Penitenciario Federal mantuvieron cautiva a María Cash en su casa de  Campo Quijano en 2013, la testigo sostuvo que: “no salió nunca de Salta pero no estaría viva”. Y añadió: “Hay un auto que era mío y desapareció. En ese vehículo fue transportada María con uno de mis hijos” también asegura que su ex-marido y otros miembros de SPF  traían mujeres a ese lugar y las tenían encerradas y drogadas.Ahora solo queda que la Justicia verifique y corrobore que  todos los dichos de Julia sean ciertos y preciosos.

La última vez que vieron a María Cash fue el viernes 8 de julio de 2011 en Salta. La diseñadora porteña, entonces de 29 años, ha sido buscada por todo el país, sin resultados.