Más allá de la sanción que la Conmebol le dio a Marcelo Gallardo, en Núñez quieren hacer todo lo posible para contar con el muñeco. En River consideran exagerado el hecho de que Gallardo no pueda ni siquiera asistir a la Bombonera el próximo sábado, frente a Boca por la primera final de la Copa Libertadores. Por eso, en principio la idea en Núñez es apelar la sanción que la Conmebol le aplicó al DT de River.

“Todo indica que lo vamos a hacer”, le contó un dirigente al diario porteño Clarín. La apelación, de todos modos, no solamente será por el punto tres del dictamen de la Máxima Entidad de Fútbol Sudamericano, el cual le tiene prohibida la entrada a Marcelo Gallardo en el estadio ubicado en Brandsen 805. La intención es realizar una apelación que incluya una sanción.

Además de prohibirle la entrada a la cancha de Boca, a Gallardo lo suspendieron por 3 partidos más, cuya sanción iniciará luego del encuentro con el equipo de Guillermo Barros Schelotto. El muñeco, así podrá estar en el Monumental, pero, verá el partido definitorio desde un palco sin ingresar al vestuario ni comunicarse por handy con sus ayudantes, además se le impuso una multa de 50 mil dólares, la cuál se debitará automáticamente del monto a recibir por River en concepto de derechos de televisión y patrocinio.

Antes de apelar, River deberá solicitar los fundamentos de la sanción a la Conmebol. Una vez que los posea (supuestamenta será este lunes) ahí tomarían una decisión. Si llegan a apelar, tendrían una sanción donde tienen un plazo máximo de una semana para presentar su descargo, aunque nadie duda de que actuarían de manera inmediata ya que la primera final se juega el próximo sábado, con tal de que Gallardo esté cerca de sus jugadores.