Tras algunos fracasos (Mi amigo el gigante), el director retomó junto a su nueva producción, Ready Player One, a su género tan afamado y olvidado desde hace mucho tiempo; la ciencia ficción.En algún punto algunos espectadores sintieron que la magia del Spielgberg de E.T, Inteligencia Artificial, y Jaws había desaparecido, dejando en cambio a un realizador con una postura más dramática (The post). Esta nueva producción logró reunir características típicas de las piezas que tanto añoraban sus añejos espectadores: Hollywodense por un lado y de cine de autor por el otro.

La trama se centra en el año 2045. Se nos presenta un adolescente, Wade Watts, que busca como escapatoria al mundo cruel que vive diariamente, evadirse a través de un mundo virtual llamado “Oasis”. La historia empieza a tomar forma cuando el dueño de la mayor multinacional detrás de este juego muere, y en su testamento ofrece todo su imperio al ganador de la búsqueda de un Easter Egg, dentro de uno de los lugares mas inhóspitos de su vidéojuego. Wade a lo largo de la competencia se enfrenta a poderosos empresarios y competidores despiadados, capaces de hacer cualquier cosa con tal de llevarse el premio.

Es una adaptación de la novela de Ernest Cline, Ready Player One.  Acompañado de canciones de Van Halen y Twisted Sister en su conjunto, crean junto a una estética visual bien definida, un hito a la cultura popular de la aclamada década de los 80´s