Una situación de encrucijada dejó a Shakira sin voz. Sumado a algunos problemas con su actual marido: Gerard Piqué,  la acusan de estar involucrada junto a su ex Antonito De la Rúa, en el Paradise Papers.

Esta semana salió el nombre de la cantante cuestionado entre los  involucrados en la investigación del Paradise Papers. Se la responsabiliza de ser la única accionista  de una sociedad en Malta y Luxemburgo, que movió 31.6 millones de euros, bajo la dirección de Antonio de la Rúa. Según datos de la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), se trata del dinero por los derechos de autor de las canciones de Shakira.

Además se agrega a su lista de preocupaciones, el difícil momento que estaría atravesando con su actual marido Gerard Piqué. Algunos rumores indican que las razones estarían relacionadas con la exigente rutina de ensayos que inció para su show, además del hecho de querer trasladar a sus hijos en las giras. Por esta razón, Shakira suspendió sus presentaciones en París, Amberes y Ámsterdam. Lamentablemente esta situación dejó a sus fans intranquilos, por lo cual la artista se sintió obligada a explicar sus decisión en las redes sociales. Al respecto expresó: “Desde hace varios días me encuentro enfocada en la recuperación de mis cuerdas vocales. Esperaba poder lograrlo a tiempo para poder cantar en Paris; sin embargo y con mucho pesar para mí, no ha sido posible,  y mis médicos me aconsejan mantenerme en descanso vocal por el momento”.

En cuanto a la situación que tiene a la cantante en la mira, y el motivo por el que tuvo que fijar su domicilo fiscal en el paraíso fiscal de Bahamas, su abogado refirió: “En esos años tuvo que viajar sin parar y ha pasado la mayor parte del tiempo en diferentes países. Como parte de la gira Sale el Sol dio 110 conciertos por todo el mundo”.

Mientras tanto sus fans esperan que estos episodios lleguen a su fin, ansiosos de que su ídola vuelva a los escenarios.