La imágenes del final fueron las que más dolieron: Messi arrodillado en medio del campo, Armani tirado boca abajo llorando como un chico y el llanto amargo de Di María, quien había hecho un gol excepcional en un partido atípico.  Argentina, finalmente, se quedó afuera del Mundial en octavos al perder 4-3 con  una Francia imparable.

De esta manera, la Selección fue presa fácil de Mbappé, que disfrutó de lo lindo en el primer partido de octavos de final del Mundial. Apenas 19 años contemplan al joven delantero francés, suficientes para iluminar toda Rusia con una de las mayores exhibiciones futbolísticas que se recuerdan y clasificar a Francia para los cuartos de final.

Francia tuvo las ideas más claras que Argentina desde el inicio, nada nuevo después del desbarajuste táctico que ha ofrecido la Albiceleste desde que aterrizó en Rusia, aquél que terminó condenando a Argentina. La última carta, justamente,  resultó ser prescindir de sus delanteros y situar a Messi como falso 9. Tampoco protegió a la Argentina de una Francia imposible, y  en sus trabajos ofensivos dejó a la Selección en manos de Dios.

Bastaba una carrera de Mbappé para romper por completo la defensa de Argentina, especialmente al ya exhéroe Rojo, que se quedó en el vestuario  en el entretiempo. Pogba se convirtió en el mejor socio de Mbappé, que provocaba pesadillas entre nuestros jugadores. Pero con un buen partido de Otamendi y mucho sacrificio, el equipo de Sampaoli logró esquivar las balas. Y, además, se topó con el empate casi de casualidad gracias al zurdazo enorme de un Di María que, hasta entonces, no había brillado demasiado.

La fe de Argentina duró un poco más:  Messi disparó casi de costado y Mercado desvió mandando la pelota al fondo de la red de Lloris. La alegría argentina apenas duró unos minutos. Una corrida de Lucas por la izquierda terminó con el balón en la esquina derecha del área y con sutil toque de Pavard con el exterior que terminó en el fondo de la red de Armani, que esta vez no fue salvador.  Y, casi pegado, Mbappé se inventó una jugada en el área y desnudó a la defensa argentina, incluso el mal día de Armani, para anotar un gran gol y adelantar a los de Francia.  Todo parecía terminado.

La desesperación se apoderó de Argentina, que se lanzó al ataque con tan pocas ideas y tan poca claridad como durante toda su estadía en Rusia. De nuevo, el escenario era perfecto para Francia, que volvía a tener todos los espacios con los que soñó.  Esta vez, la fe no le alcanzó a la albiceleste para igualar las fuerzas. Agüero puso el tercero pero no fue suficiente para igualar un partido en el que el equipo de Sampaoli se quedó fuera del sueño del Mundial.

 

Ficha técnica
Francia 4 – Argentina 3

Francia: Lloris, Pavard, Varane, Umtiti, Lucas Hernández; Kanté, Pogba, Matuidi (Tolisso, m.75); Mbappé (Thauvin, m.88), Griezmann (Fékir, m.83) y Giroud.

Seleccionador: Didier Deschamps.

Argentina: Armani; Mercado, Otamendi, Rojo (Fazio, m.46), Tagliafico; Mascherano, Enzo Pérez (Agüero, m.65), Banega; Di María, Pavón (Meza, m.75) y Messi.

Seleccionador: Jorge Sampaoli.

Goles: 1-0, m.13: Griezmann (p). 1-1, m.41: Di María. 1-2, m.48. 2-2, m.57: Pavard. 3-2, m.64: Mbappé. 4-2, m.68: Mbappé. 4-3, m.93: Agüero.

Árbitro: Alireza Faghani (IRN). Amonestó a Matuidi (m.72), Pavard (m.74) y Giroud (m.93), de Francia; y a Rojo (m.12), Tagliafico (m.19), Mascherano (m.42), Banega (m.49) y Otamendi (m.93), de Argentina.

Incidencias: partido de octavos de final de la Copa del Mundo de Rusia 2018, disputado en el estadio Kazán Arena (Kazán), ante 42.873 espectadores.