Hubo homenajes en varios lugares de América Latina. En Rosario, su ciudad natal, se pidió que remueva su monumento.

El 9 de agosto de 1967, Ernesto Guevara de la Serna, fue atrapado en la zona de la Quebrada del Churo, y trasladado a la escuela de La Higuera, junto a dos de sus compañeros,  donde fue ejecutado por miembros del Ejército boliviano. Había sido apresado, y herido en una de sus piernas, el día anterior mientras intentaba escapar de una persecución de varias semanas en la selva boliviana.

 

Tanto en Cuba como en Bolivia se realizaron homenajes al Che. El presidente de Bolivia, Evo Morales, llegó a la ciudad de Vallegrande e inició el peregrinaje rumbo a La Higuera, para rendir homenaje al Che, al cumplirse 50 años de su asesinato en esa pequeña localidad del centro del país. En Cuba una multitud se reunió en Santa Clara, ciudad donde está el mausoleo con los restos de Guevara. El presidente Raúl Castro dejó una flor blanca en su tumba.

El Che era argentino, nació en la ciudad de Rosario y comenzó su viaje iniciático por América Latina en 1952. Ese viaje sería la chispa para comenzar el camino que lo llevaría a conocer a Fidel Castro en México y ser su compañero de armas en la Revolución Cubana.