Ocurrió el martes pasado en  Rosario de Lerma, a 30 kilómetros de Salta capital. Un grupo de hombres interceptó a una menor a la salida de la escuela y la violaron.

La adolescente se dirigía a  su casa, cuando desconocidos la atacaron. Uno de ellos le tapó la boca, le apretó el cuello y entre todos a la fuerza la llevaron a un terreno baldío donde  abusaron sexualmente de ella.

La niña intentó resistirse pero la golpearon y la amenazaron de muerte. Más tarde, la abandonaron entre los pastizales inconsciente y en estado de shock. Logró ubicarse y llegar a su casa, entre lagrimas contó lo sucedido y sus familiares hicieron la denuncia.

La asistieron en el hospital Materno Infantil, y constataron que por las lesiones que poseía fue violentamente ultrajada. En sus muñecas tenía moretones y marcas compatibles con un intento de estrangulamiento.

La Fiscalía Penal 3 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, a cargo de Cecilia Flores Toranzos, comenzó con la investigación, lo cual detuvieron a  dos mayores y  a un menor. Son acusados por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el número de participantes.

La fiscal solicitó que los acusados no recuperen la libertad hasta que se complete la investigación y se pueda constatar como fue el ataque.

Durante el rastrillaje, encontraron la ropa de la menor y el lugar exacto donde se concretó el hecho.

Los vecinos, el lunes realizarán una marcha para pedir justicia por la joven y exigir mayor seguridad, según informó el diario  El Tribuno.