Ocurrió en Santa Fe, el hombre de 22 años protagonizó tres delitos entre el domingo en la noche y el lunes al mediodía.

 

El delincuente cometió tres robos en negocios comerciales de la ciudad capital, y lo detuvieron dos veces. A raíz de una denuncia de una vecina de la provincia , que lo acusó de haber atacado un local deshabitado, el joven quedó detenido en la comisaría 1° de Santa Fe.
Al llegar a la comisaría, luego de intentar escapar a las corridas, dos de los policías que estaban de servicio, mientras hacían los tramites de papeles lo reconocieron; había sido detenido y liberado en la misma comisaría.
En la mañana había sido liberado, luego de cometer dos delitos en la zona del centro de la ciudad, en un comercio de productos para el hogar y en una zapatería. Los robos aparentemente se habrían llevado a cabo con apenas una hora de diferencia.
Según la información de los medios locales, el delincuente quedó nuevamente detenido de manera provisional luego de su segunda aprehensión. Esta decisión fue delegada por la fiscalía de turno del Ministerio Público de la acusación, como prevención ante futuros riesgos.