Nicolás Russo, el presidente de Lanús, informó que River no quiere contar con hinchada visitante para los encuentros por la semifinal de la Copa Libertadores.

Hay un tema bastante particular: apareció la posibilidad de llevar a cabo la llave del máximo certamen de América sin público visitante. El presidente del club del sur declaró que iba a hablar con Rodolfo D’onofrio ya que son encuentros que generan mucha demanda para ellos y otorga buenos números económicos. Estarían dispuestos a aceptar un partido sin  visitantes, pero sería mucho mejor poder contar con estos tanto en el Monumental como en la Fortaleza.

¿Las razones? Totalmente económicas, ya que al ser la primera semifinal de Libertadores del club del sur genera una gran demanda entre sus seguidores. En el caso de que River acepte, Lanús otorgaría mil plateas y unas cuatro mil populares, las segundas con un valor de $700 y la espera de la misma devolución, es decir que River también entregue una igual cantidad de entradas para el partido de ida.

Nicolás Russo declaró que tiene muy buena relación con el presidente de River. La final de la Supercopa Argentina de este año se llevó a cabo en la ciudad de La Plata a pedido del presidente granate. D’onofrio no tuvo problema y aceptó el pedido, llevándose a cabo dicho partido en el estadio Único de La Plata donde el Grana se impuso 3-0 ante River y se consagró campeón por primera vez de la Supercopa.

Las fechas establecidas para la semifinal del certamen son el 24 y 31 de octubre. El partido de ida se llevará a cabo en el Monumental y el de vuelta en la Fortaleza granate. Es la primera semifinal de Libertadores que disputará el Club Atlético Lanús en toda su historia.

Ramiro Bueno