Hoy, la Cámara Federal de La Plata, rechazó el pedido de libertad para el sindicalista  el “Pata” Medina, acusado por los delitos de extorsión y asociación ilícita. Por el momento seguirá en la prisión de Ezeiza.

Esta decisión fue tomada por la sala 3 de la Cámara platense, integrada por los jueces Carlos Noguera, Carlos Vallefín y Antonio Pacilio. Además, desde el  magistrado negaron un hábeas corpus, que fue impuesto por el defensor del “Pata”, el abogado Víctor Hortel.

Sin embargo, el defensor de Medina, pidió con urgencia la orden de detención del acusado,(quien permanece preso desde hace una semana en la cárcel federal N°1 de Ezeiza), aclarando que el proceso fue ilegítimo, se cometieron irregularidades y que se trato de una “persecución política”.

No obstante, los jueces de la Cámara no estuvieron de acuerdo con el pedido del abogado y anularon el hábeas corpus. Según los magistrados, la encarcelación de Medina la dispusieron “los Tribunales a cuya respectiva disposición  se encuentran, en el marco de las distintas causas penales que se siguen en su contra”.

“Es decir que las decisiones provinieron de cada magistrado o Tribunal competencia para entender en las cuestiones propias de su jurisdicción, y por tanto, deberán eventualmente ser impugnadas por los medios previstos en la ley procesal, los cuales no pueden ser sustituidos por el empleo de esta vía”, expresaron los jueces.

Además de el “Pata”, están presos su hijo, Cristian”Puli” Medina, su cuñado David García y el empresario Juan Horacio Homs, el dueño de Abril Catering. Estas personas fueron acusados por cometer los delitos de “extorsión y asociación ilícita”.

Se estima que  los imputados están acusados de manejar una banda, que extorsionaba a las empresas constructoras de la región, para emplear aquellos que sean afiliados del gremio de la construcción platense y también contratar los servicios de catering de la compañía Abril.

También, están acusados de extorsión ilícita, todas las personas allegadas a Medina, su mujer, sus hijos, incluso los gremialístas, Pablo Neves(40), Casimiro Gómez(45) y Rubén Roldán (57).