El hombre de Mesquite, Nevada, quedará en la historia como el autor de la mayor masacre de la historia de los Estados Unidos después del 11 de septiembre.

Las autoridades del estado de Nevada identificaron a Stephen Craig Paddock como el autor de la masacre de Las Vegas, desde su habitación del piso 32 del Mandalay Bay Resort & Casino, el hombre de 64 años disparó a 22 mil asistentes que disfrutaban del Route 91 Harvest Festival.

La imagen muestra el punto de origen de los disparos y la zona —teñida de rojo— hacia donde se dirigieron

Los resultados preliminares de la Policía de Las Vegas arrojaron que al menos 59 personas resultaron muertas y unas 515 fueron heridas por los disparos que ejecutó Paddock con un rifle automático. Luego se suicidó al verse rodeado por la policía en la habitación del hotel que había reservado y desde donde disparó a la multitud. Pero,¿ quién era este hombre y por qué lo hizo?

De 64 años y casado con Marilou Danley, no tenía hijos y vivía junto con su esposa en una casa en medio del desierto. La propiedad fue registrada por los investigadores, donde decomisaron armas, explosivos y municiones.

Al respecto la cadena estadounidense ABC News reportó que Paddock habría enviado en lo meses anteriores al ataque decenas de miles de dólares a una persona aún no identificada en Filipinas, donde el atacante tendría familia y lugar en el que la mujer se encontraría de vacaciones en este momento.

Resultado de imagen para Stephen Paddock

Según confirmó su hermano este lunes, Paddock trabajo como administrador e inversor de complejos departamentales en Texas y California, donde ganó millones de dólares.Actualmente estaba retirado y solía frecuentar casas de apuestas y casinos durante varios días.Además de su fortuna, también tenía dos avionetas.En los 80 trabajó para la industria militar aérea en Lockheed Martin.

Pero lo que sorprendió también a las autoridades fueron sus antecedentes familiares.Hace casi 50 años, su papá se hizo famoso por robar bancos y fue unos de los 10 hombres más buscados del FBI.
Había sido sentenciado a 20 años de reclusión en el Centro Federal de Corrección en La Tuna, Texas, por asaltar el Banco Nacional de Valley en Phoenix en 1960. Las autoridades de la época describían a su padre como un psicópata diagnosticado, con tendencias suicidas y, por lo tanto, “extremadamente peligroso”.
Más de 40 años después, el apellido vuelve a estar en los diarios estadounidenses. Esta vez no se trata del robo de un banco y tampoco es Benjamin el protagonista. Su hijo, Stephen, masacró a una multitud en Las Vegas.