Peto Menahem es un reconocido actor, director y locutor de radio. Alma Pirata, Casi Ángeles y Casados con Hijos son algunos ejemplos de shows en los que estuvo, pero por más reconocido que sea y más allá de su talento, no siempre tuvo trabajo. En esta ocasión antes de entrar al Multiteatro para actuar en la obra Le Prenóm, dialogó con IsecPost sobre su vida y su carrera.

c3c56a5817ca

Como actor le tocó interpretar personajes muy diferentes entre si, y explicó como se prepara para interpretar: “Depende del personaje, no se preparan todos igual, es como una comida viste si vas a hacer ensalada no ponés la freidora. Leo la obra y hablo con el director, nos ponemos de acuerdo a ver que imaginó cada uno y ensayamos, básicamente es eso. Uno imagina en casa y ensaya”.

¿Existe realmente diferencia entre el “Peto” actor y el director?

El actor tiene mucha más experiencia, con lo cual le da más libertad también por un lado, por otro lado parece que…no lo pensé. El director necesariamente tiene que ser más maduro porque el Peto actor fuerza las cosas hasta lo imposible, hasta que estén muy parecidas a lo que él tiene en la cabeza, a lo que él quiere hacer. El director no porque no es su cuerpo y ni es su presupuesto, en caso de una obra entera, así que hace con lo que hay más claramente, el actor también pero lo niega.

Woody Allen es uno de tus referentes, ¿buscas implementar algo de el en tu faceta de actor o director?

Estará dentro de mí por haber visto tantas veces tantas películas de él y leer los libros, disfrutarlo tanto. Pero no, alguna vez si para algún personaje en particular quise copiarle gestos que me parecía que iban bien para el personaje, esa cosa de hablar con las manos, esa velocidad de hablar con las manos que tiene cuando habla, esa aparatosidad pero ojala se me pegara algo de él.

Te gusta mucho el cine italiano ¿Te gustaría implementar algo de eso entre tus obras?

Lo hago, actuando lo hago, me parece que eso debe estar porque es lo que más me gusta, lo que más vi, lo que más me influyo. Me parece que tengo una manera, me parece, quiero creer que tengo una manera bastante italiana de actuar, el ritmo, la gestualidad, si me parece que hay eso.

¿En tu tiempo libre cuando no estás actuando qué te gusta hacer?

Tocar la guitarra, estar con mi hijo cuando él está, porque ya es un adolescente que hace sus propios planes, cuando era chico estaba mucho más tiempo con él. Tocar la guitarra con él.

¿Algún género que te guste, alguna banda?

Rock, los Beatles y Spinetta es lo que más me gusta, me gusta mucho el Jazz de los 30´s de los 40´s, me gusta mucho Kiss, Foo Fighters, Divididos me gusta mucho.

La actuación es algo muy inestable, ¿no te preocupa quedarte sin trabajo en algún momento?
La vida es inestable, claro que si, si, ya lo pase un montón de veces y antes de pegar la racha buena tuve una racha malísima, me costó mucho entrar y empezar a trabajar seguido. Ese temor está siempre.

Qué considerás que te hizo tener esta racha?

Suerte, para mí todo depende de la suerte.

¿Y tu talento?

No tengo más talento ahora que cuando no tenía trabajo, pero no tenía suerte y cuando la tenía no la veía y no sabía que era una oportunidad y que no. Eso es también, está bueno prepararse porque cuando te toca la suerte te tiene que encontrar preparado, eso está bueno, pero es suerte, todo es suerte.

radio-2107246w620En radio haces el curso de anti ayuda, ¿cómo surgió la idea?

No sé, estaba en una época de no mucho trabajo y estaba tratando de escribir algo para la revista de Adolfo y cuando fui a mostrar me hizo una devolución de que podía papa y no sé qué. Un año después Seba me propuso hacer algo y me dice que te gustaría hacer, y fue inmediato porque no se llamaba así. Era como el padre de eso, la madre de eso, el germen. Y no sé de dónde vino y dije un curso de anti ayuda, y Seba se empezó a cagar de risa y dije si va a funcionar, si lo digo y se ríe seguro va a funcionar. Habría que ver de qué se trataba la idea que se me ocurrió pero seguramente era eso.

¿Te considerás una persona anti ayuda?

“Si, soy muy vueltero para hacer las cosas me tomo demasiado tiempo. Siempre encuentro la manera más complicada de hacer las cosas, no la más simple”.

Si tuvieras que dar un consejo a algún estudiante de actuación, alguien que quiere iniciar su carrera ¿Qué le dirías?

Que se prepare, primero que se prepare profesionalmente, que estudie mucho o con buenos maestros, eso es muy importante. Que vea mucho teatro que vea mucho cine, que lea muchas obras, que lea mucho, en general que vea documentales que se instruya porque todo nutre el trabajo de la expresión hasta lugares donde no imaginas. Y después que se prepare para no tener trabajo, que se prepare en los momentos donde no hay trabajo, que ese es el verdadero trabajo del actor, domar la cabeza cuando no hay trabajo porque se te va al carajo. Que se prepare para tener suerte y para no tenerla”.

Además puntualizó sobre la forma en que aprendió esto: “Lo de domar la cabeza me lo dijo un viejo actor cuando empezaba recién a trabajar bastante y un día fui a cobrar a actores y me agarró, me felicitó y me dijo esa frase y fue un gran aprendizaje. Domar la cabeza cuando no hay trabajo es el verdadero trabajo del actor. El resto no, lo aprendí a los golpes”.