Se espera que la renuncia a su banca se concrete el 14 de agosto. El expresidente uruguayo, a sus 83 años, desea tener un descanso de la actividad política, con el pretexto de tomarse una “licencia” antes de morir. Este retiro no sería permanente; planea retomar la actividad política hacia el periodo 2020-2025.

Mujica había descartado en varias ocasiones una futura presentación a la presidencia; dijo que prefiere postularse para ocupar una banca en la Cámara de Representantes. Sería el mejor representante del Frente Amplio en una elección que aparenta poner en dificultades al oficialismo. De todas formas, aclaró que eso sería posible sólo si sus compañeros de alianza se lo permiten, bromeando dijo “no siempre es fácil porque existe una cosa parecida a la democracia, y a veces las mayorías mandan”. Además, agregó que está conforme con el legado que dejó en el Movimiento de Participación Popular (MPP). Siempre fiel a su estilo austero, se espera que dedique gran parte de su tiempo a una vida simple en su chacra.

“Pepe” había anunciado que se retiraría, dejando su lugar a un ingeniero agrónomo de su grupo, en abril de 2016. Sin embargo, la decisión la ha ido postergando. Finalmente, anunció desde Europa, a donde ha ido para la presentación de la película “El Pepe, una vida suprema”, que a su regreso concretará su renuncia al Senado.

El exmandatario fue elegido para el Senado para el periodo entre 2015 y 2020, luego de haber sido presidente entre 2010 y 2015. Desde que asumió el último cargo, se había especulado con su salida del Poder Legislativo. Por otro lado, apuntó a que le preocupa una sociedad donde “tienen más prestigio las Fuerzas Armadas que el Parlamento”.

Hay un tiempo para venir y otro para irse, y así como se caen las hojas de los árboles también nos caemos nosotros. La vida continúa, no es tan importante“, expresó Mujica.