El miércoles, el actor y director Ben Affleck, tuvo una nueva recaída debido a su adicción al alcohol y su todavía esposa, – todavía porque no firmaron los papeles de divorcio a pesar de que están separados hace dos años – la también actriz Jennifer Garner, decidió enviarlo al centro de desintoxicación The Canyon, en Malibú. Ahora el futuro del ganador de dos Oscar como Batman corre peligro.

El actor que se puso en la piel de Batman (Batman vs. Superman, La Liga de la Justicia) ingresó por tercera vez a un centro de rehabilitación, dos veces en el último año. Esto podría significar la salida definitiva de Affleck en el DCEU (Universo Extendido de DC Cómics) y de la próxima película del murciélago de Gotham titulada “The Batman”, dirigida por Matt Reeves y producida por Warner Bros. Pictures.

“Es más que probable que el estudio lo reemplace porque los costes de seguro van a dispararse” dijo un representante de una compañía de seguros y agregó que “la aseguradora podría llegar a pedir a Warner la mitad del presupuesto de la película como depósito por el alto riesgo que presenta el actor para la cinta“.

El estudio aún no ha pronunciado los planes que tiene a futuro con Affleck, pero Reeves estaría pensando en posibles actores para que puedan interpretar al Caballero Oscuro.