El gobierno acordó las negociaciones por el pacto fiscal. Después de algunos desacuerdos que hubo en la Casa Rosada con los jefes provinciales, hoy se sumó Rogelio Frigerio (ministro del interior) junto con Nicolás Dijovne (ministro de hacienda) para tratar de apaciguar la situación y con el objetivo de firmar un acuerdo definitivo hoy.

Con la participación de todos los gobernadores, salvo el de San Luis, ya que Alberto Rodriguez Saá se encuentra de vacaciones. Si bien en algunos detalles los jefes provinciales no se encontraron a favor, por ejemplo en el tema de los Juicios contra el Gobierno, ya que esto impulsaría a que las provincias cedan los juicios contra el Gobierno Nacional. En otras cuestiones lograron avanzar favorablemente, por ejemplo el Impuesto al Cheque, se decidió que el 100% quedará destinado al Anses. Otro punto importante fue el fondo del Conurbano, se derogará el artículo 104 de Ganancias y Nación pondrá los fondos para compensar a las provincias.

Más cuestiones aprobadas: rebaja de impuestos distorsivos, el Gobierno aceptó coparticipar la recaudación del Revalúo Impositivo, por parte de las provincias aceptaron el compromiso de respaldar la Ley de Responsabilidad Fiscal y se sumará el financiamiento del déficit de las cajas provinciales no transferidas.

Si bien hubo varios acuerdos con visto positivo, también hay detalles que quedaron pendientes. El Gobierno quiere que el resto de los gobernadores apoyen la idea que prevé que las jubilaciones se actualicen en base a la inflación, no obstantes, los jefes provinciales quieren que se agregue un plus, lo que todavía no está completamente acordado.