¿Cómo hay que prepararse para afrontar lo que demanda el medio?
Siempre les digo a los chicos cuando me escriben, si estudias o sos locutor tenes que estudiar para actor y si sos productor también es mejor ser periodista para complementar y entender más del medio, te ayuda a ingresar del todo al medio. A lo mejor no todos pueden estudiar y hacerse de abajo, empezar atendiendo el teléfono, siempre tenes que mantenerte o mantener la familia , pero lo ideal es eso hacerse bien de abajo porque aprendes todo de ahí como funciona y cómo se maneja toda la radio.

¿Cómo fueron sus inicios en la radio?
Me inicié y aprendí en la radio, para que te des un idea esas que te llevaban el parlante por cable, le dabas volumen y se transmitía en todo el barrio. Estudie con chicos que eran buenísimos locutores, es más en esa misma radio pasaron muchos locutores que después fueron muy conocidos como Gabriela Radice, María Muñoz. Era la radio del barrio, fui aprendiendo ahí y entiendo que hay gente que no se puede dar ese lujo, por eso soy un privilegiado.
Locutor recibido del ISER, este instituto que abarca todo lo que es la comunicación ¿cómo era en sus comienzos?
Entre al ISER a los 17 años, rendí un ingreso, no sé si ahora es así pero antes de dos mil entraban treinta, quede pero lo más importante es que conocí a mi mujer. Era preceptora, fue ahí donde la conocí, ya llevamos treinta y picos de años juntos. Estudie 3 años y mientras tanto fui a esa radio que te comentaba antes que se transmitía por cables en un barrio de Villa Martelli y a los 20 años ya era locutor.

¿Qué fue lo que te incentivo a querer estudiar locución?
El otro día escuchaba a un locutor que está trabajando en México y decía que la profesión lo eligió a él y coincido por qué fue lo mismo que me sucedió a mí. Desde chiquitito no sé qué habré visto, que habré escuchado pero le decía a mi vieja que quería ser locutor, tendría 6 años y se me disparo eso, nunca tuve otra carrera en mente o no se me ocurrió por la cabeza hacer otra cosa. Lo cierto es que nunca trabaje de otra cosa. Así que un poco digamos surgió, no sé si de escuchar tanta radio pero sé que se me disparo desde chico.
De querer estudiar, a recibirte y empezar a dar el paso de lo que es un profesional de la voz ¿Cómo fue ese trascurso?
Estaba trabajando en el medio mientras cursaba, eso ayuda mucho, un claro ejemplo que tengo para contarte, es de un chico que trabajamos juntos cuando se abrió la radio esa éramos dos, pasaron más de 16 o 17 años cuando lo volví a encontrar, los dos tomamos caminos distintos hoy él es director de la 100 radios, Diego Poso, también me lo encontré después en radio Mitre, con casi 20 años de profesión el medio no volvió a juntar.
Todavía no me había recibido y me fui a trabajar musicalizador en Radio Nacional, en Radiodifusión Argentina al Exterior y cuando me recibí pase a ser locutor de la Radio. Ya me conocían y me fue más fácil. Conocí al jefe de locutores de Continental y me llevo a esa radio ahí trabaje como 4 o 5 años.

Arrancar a trabajar sin ser locutor recibido y ver todo lo que es la radio, después de tener tanta trayectoria y ser la voz institucional de varios medio como es Radio Mitre, Quiero Música, Telecentro ¿qué es lo que cambia?

Ser la voz institucional de un medio eso es lo que siempre quise hacer, a mí no es que no me guste pero no disfruto de conducir. Lo hice mucho tiempo porque tenía que hacerlo, pero la verdad nunca me sentí como con capacidad. Sabía que haciendo publicidad o grabando la voz de promociones de un canal, de una radio era lo mío, es ahí donde yo digo que no tengo dudas.

¿Qué diferencias notas en la formación de un locutor de ahora a lo que era antes?
Soy un poco de la vieja escuela, antes si no hablabas bien, no pronunciabas o decías bien, si no se te entendía todo, si no tenías una linda voz y una dicción perfecta no podías hacer nada de nada, menos locutor. Hoy no te digo que graba cualquier cosa porque estaría descalificando, digamos que es más fácil. Me gusta lo que se hace ahora, pero hay veces que escucho cosas que antes no se escuchaba. Todo es mucho más natural y eso está buenísimo, pero hay que estar preparado, una frase que se dice ahora, cuando llegas a grabar te piden que no parezca locutor, hacérmelo que no parezca locutor y yo no sé hablar de otra manera. Por eso digo que se deja mucho de lado la enseñanza de la vieja escuela, no está bueno que si te pegas un furcio una vez se respete todo lo que viene después como una gracia, hay que ser un poco más profesional. Antes era todo más engolado, yo me escucho y digo como me podía gustar esto. La verdad es que es lo mismo cuando te ves en una foto vieja, es lo que se usaba.

Con respecto a la Ley de medios ¿qué opinas? y ¿qué amparo tiene el locutor?
El locutor siempre estuvo protegido, pero no siempre la ley se cumple. Todo aviso comercial tiene que ser hecho por un locutor eso es ley. Por ejemplo en EE.UU no hace falta ser locutor para hacer un comercial, aquí sí y es una ventaja que tenemos pero hay cosas que se fueron dejando de lado.
Cuando me recibí había locutor de cabinas en los canales, dos locutores de cabina en turnos de seis horas, hacían guardia y se leían los aviso de temperatura, de la hora, avisos de donadores de sangre o desapariciones de personas, eso ya no existe. Los locutores de turno eran dos por radio y hoy hay uno, pero la ley sigue protegiendo al locutor con los avisos comerciales.

¿Qué pensas cuando una marca publicita y la persona publica dice la marca sin ser locutor? ¿Atenta con tu trabajo?                                                          Si prefieren pagar la multa por que el aviso lo dice otra persona ya es una cosa más creativa, ahí ya no podes hacer nada porque si la agencia de publicidad dice no quiero un locutor, eso creativamente no se puede decir si está mal o está bien. La multa es el doble de la tarifa del locutor, son puntos de vista, con poner un locutor al final diga la marca, ya está, con eso alcanza.
¿Trabajando como locutor suma saber hablar en neutro? ¿Hacer doblajes?
Grabo más en neutro que en argentino, es mas en el 2003 me fui a vivir a EEUU 3 años para trabajar con neutro, era algo que quería hacer, aprender. En Argentina no había hecho todo pero ya había cumplido una etapa y me atraía muchísimo probar de vivir en otro lugar y trabajar con el neutro. Me fue bastante bien y hoy sigo con trabajos que tuve de aquella época. Grabo todo el tiempo para Chile, México, EEUU, es algo que hay que aprenderlo si no te quedas afuera, hoy los vídeos que se producen te los hacen grabar en argentino y neutro porque a veces se pasan en Chile o Latinoamérica. Las empresas hacen convenciones y te hacen grabar de acá para Chile, Colombia, México, entonces si no se domina eso quedas afuera.
¿Qué es lo más gratificante de esta profesión?
Estoy contento conmigo mismo en el sentido que cumplí con todo lo que había soñado de chico, que me conozcan o no me reconozcan la verdad es lo que menos me interesa. Hace poco me pasó, llame a una casa de moto para mandar algo y me atiende un muchacho y me dice: “vos sos el de Telecentro” y me reí, porque yo hago todos los contestadores de telecentro y ahí me reconoció por teléfono por la voz.
¿Qué diferencia notas en una AM hoy en día y una FM que resurge por todos los medios?
La radio AM se escucha a morir, voy por la calle y Mitre se escucha por todos lados. Te para un auto y está escuchando Mitre, la FM también se escucha pero la AM en los negocios se escucha más, no sé si se está muriendo o se va a morir, yo eso no lo veo. Puede ser que si en otras partes del mundo, es más hace poco leí que en un país no sé si Islandia, ya no hay AM que transmite la radio, o sea las AM se pasaron a las FM. Las radio se reconvirtieron, no es que desaparecieron sino que se reconvirtieron, es como si Mitre mañana dijera no estamos más, pasamos a la FM, pero acá no, fíjate el rating de la radio.
Acá hay una cultura formada de la AM, lo que es Mitre ahora, antes era Rivadavia. Cuando yo era más chico Larrea, Carrizo, Bravo, Badia y Fontana estaba todos en esa radio y no la movías de Rivadavia, clavabas el dial por años.

¿Qué tan importante es tener una radio o un canal que te informe y que sea del lugar?
Es muy importante que la radio o el medio local hable de las cosas del lugar, porque yo voy al interior y veo que están viendo TN, está buenísimo, pero no te enteras de lo importante del lugar, tener un análisis más importante de lo que pasa, pero lo que realmente es importante es saber que pasa en tu lugar, lo mismo que vas a Mar del Plata y esta radio Mitre pero yo creo que si viviera ahí a mí no me gustaría por ejemplo escuchar el tránsito a esta hora en la panamericana, de que te sirve. Apostar al medio local es lo que genera esa pluralidad de voces.
¿Qué papel juega el golf en tu vida? ¿Se puede comparar esa pasión con la locución?
El golf es una pasión que tengo realmente, lo descubrí tarde si volviera a nacer posiblemente me dedicaría al Golf. Son dos pasiones, una me da de comer y la otra no, pero siento la misma pasión que sentía de chico cuando estudiaba, la misma pasión por el golf ahora, es una enfermedad que tengo, me sirve como vía de escape. A veces estoy mucho tiempo sin practicar, porque tengo un estudio de grabación en casa y estoy mucho tiempo sin salir porque grabo de ahí o voy a otros estudios. Si no voy dos veces por semana a jugar estoy como loco, lo lindo del golf es estar ahí en el verde, con los pájaros, los árboles, las plantas, lo visual.
¿Cómo descubriste este deporte? ¿Qué te incentivó?
Mi hijo mayor conoció un amiguito a los 8 o 10 años que jugaba al golf, lo llevaba a una academia en Villa Adelina y mientras lo esperaba estaba ahí dije ¿qué voy hacer? , entonces empecé a tomar clase, después empezó mí otro hijo y mi mujer ya éramos los cuatro. Ahora mis dos hijos abandonaron y nos quedamos mi mujer y yo, vamos a jugar los dos y la pasamos bien. Lleva mucho tiempo como 5 horas jugar al golf, voy juego lo que puedo jugar me vuelvo, pero estuve un rato.
Como comunicador, ¿qué podrías transmitir para la gente que quiere entrar al medio?
Lo principal es capacitarte, practicar. Si no tenes la oportunidad de estar trabajando, empezar de abajo en lo posible y de seguir estudiando siempre, estar preparado para cuando surja la posibilidad, porque alguna vez una posibilidad surge y esa la tenes que aprovechar sí o sí. Hay muchos chicos que me escriben, que hoy están en los medios y me dicen: “si yo sigo adelante por lo que me dijiste”. Hay que hacer lo que a uno le gusta, la verdad que es eso, hay una frase que dice: “si te dedicas a lo que te gusta no trabajas en tu vida”, bueno es más o menos eso y nunca darse por vencido.