Más de 35.000 palestinos se manifestaron hoy en contra del traslado de la embajada de los Estados Unidos a Jerusalem. Varios grupos de personas cargaron contra la valla de seguridad, y las fuerzas de seguridad de Israel respondieron con fuego. Este suceso dejó como resultado al menos 37 muertos y cientos de heridos, varios de los cuales están graves.

La medida de traslado ha provocado fuertes rechazos por gran parte del mundo árabe, ya que ésta reconoce el reclamo israelí de denominar a la ciudad de Jerusalem como capital de Israel.

La ceremonia de traslado esta pactada para hoy a las cuatro de la tarde. Mientras tanto, las fuerzas israelíes se preparan para que decenas de miles de palestinos sigan mostrando su descontento y se manifiesten en la franja de Gaza. El ejército de Israel lanzó panfletos para advertir a todas las personas que intenten manifestarse, que se exponen a un alto grado de peligro y que no permitirían que la valla de seguridad se vea dañada. Además, pidieron a la población que no se vean manipulados por el grupo terrorista Hamas, que es el que controla el enclave mediterráneo.

Según reportaron las Fuerzas de Defensa de Israel, también se arrojaron artefactos explosivos e incendiarios.