El artista invitó a todos sus fanáticos a participar del cierre de “El encuentro tour” en el auditorio mayor de la Usina del Arte el jueves 18 de octubre a las 21 horas, la entrada fue libre y gratuita para todos aquellos que quisieran ir a presenciar un show inolvidable. La escencia era hacer un recital renovado y con un repertorio especial que hablara de la Ciudad de Buenos Aires, además de festejar con todos sus fans la nominación a “Mejor Álbum Pop/Rock” en los próximos Latin Grammy. “Mi Buenos Aires querido, cuando yo te vuelva a ver no habrá más pena ni olvido”, con esta estrofa del tango de Gardel y su cara en las pantallas comenzaba una nueva noche en Buenos Aires. Por uno de los laterales del escenario aparecía Bambi con su guitarra en  mano preparado para deslumbrar a los espectadores.

Cantó tanto temas de él, como de su antigua banda Tan Biónica como “Ciudad Mágica”, “El Asunto” y “Música”, entre otros. Ya llegando a la mitad de la noche, las luces del escenario se apagaron por completo, entra el piano y se prende una luz circular rosa en el medio de él. Aparece Bambi sentado en el piano nuevamente y pide a la gente que prendan las luces de sus celulares para iluminar todo el auditorio. “Esta es una canción que nació en lo más profundo de Buenos Aires”, dijo comenzando a tocar unos de los temas más románticos de Tan Bionica: “Pastillitas del olvido”. Siguió con un cover de “La ciudad de la furia” de Soda Stereo. Luego invitó a La Loba, un dúo español, para cantar juntos “Canción del jacarandá”. Para finalizar este momento de acústicos, llegó el momento del tema más esperado por los fanáticos, llegó el momento de “Obsesionario de la mayor”, en donde se pudo notar un canto lleno de amor y melancolía.

El show continuaba superando las expectativas de todos los que se encontraban en La Usina del Arte. La puesta en escena y las luces que acompañaban a las canciones fueron incomparables con respecto a los otros show que ya había realizado, y eso se podía notar en la reacción del público en cada momento. Faltando tan solo cuatro canciones para que el espectáculo termine, Bambi bajo del escenario y se acercó a las primeras filas, lo que provocó que varios de los fanáticos se acercaran a abrazarlo y a cantar con él. Luego de este momento llegó el descontrol. Si bien el auditorio de la Usina del Arte está preparado para que todos permanezcan sentados, a los fans esto no les importo ni les impidió que se levantaran y se juntaran al lado del escenario. Muchos aprovecharon esta situación para subir directamente al escenario y abrazar a su ídolo. En el medio de una canción una chica del público le alcanzó un pañuelo verde por el aborto legal. Bambi lo tomó y colgó en el micrófono mientras seguía con el show, mostrando así su postura sobre el tema. Esto generó miles de aplausos y ovaciones al artista.

 

Ya llegando al final del espectáculo, todos los fans se encontraban pegados al escenario. Las luces se vuelven a apagar y comienza a sonar la intro de “La Melodía de Dios”, por uno de los costados del escenario aparece Seby Seoane, guitarrista de Tan Biónica, para acompañar a Bambi en esta canción. Para terminar, agradeció a todos los que se acercaron a compartir esa noche con él y su banda y cerró el show con “Cuando despiertes”.

Una noche llena de magia, tanto para Bambi como para todos sus fanáticos que la mayoría son los mismos que lo siguen desde Tan Biónica y cada vez que tienen una oportunidad de estar con su ídolo se acercan a compartir estos momentos con él. Y quizás, para revivir alguna que otra canción de su banda tan querida.