Valentína con 10 años fue víctima de abuso y violencia por parte de la madre. Escribió una carta donde le pedía ayuda a la gobernadora María Eugenia Vidal.
“No respeta mis derechos y quiere que se haga una revinculación que yo no quiero” esto fue lo que relató Valentína en consecuencia de la actitud que tomo el juez de La Matanza.
Por otra parte la palabra del juzgado fue contradictoria ya que se dijo que el padre no se presentó reiteradas veces al juzgado y evito el contacto. Nunca trajo a la nena.
La carta llegó a manos de la gobernadora gracias a una mujer que la compartió en Facebook y así se logró viralizar. Según el diario La Nacion se confirmó que la gobernación iba a trabajar en el caso desde areas concretas.