El actor icónico de los ’70, falleció este jueves por la mañana en un hospital de Florida, donde estaba internado.

Su representante, Erik Kritzer, confirmó la triste noticia a The Hollywood Reporter.  Estaba internado en el Jupiter Medical Center donde sufrió un ataque cardíaco.  Reynolds, ya en 2010, se había sometido a una intervención de corazón, pero en esta ocasión estaba muy grave no logró superar sus dolencias.

En su carrera artística participó de varios éxitos, sin embargo, no había logrado grandes reconocimientos hasta 1997, cuando gracias a su gran interpretación en Boogie Nightes, estuvo nominado a un Oscar y recibió un Globo de Oro.

En 1992, por su trabajo en Evening Shane, logró un Emmy con la distinción en la categoría a mejor actor de esta serie cómica.

En 2005, participó en la remake en adaptación cinematográfica de los Duques de Hazzard y en 2007 actuó en la comedia Randy y la mafia, entre otras producciones que no obtuvieron gran trascendencia como Deal, y Bunch of Amateurs.

Las últimas apariciones públicas donde se lo pudo ver, muy debilitado, fue el año pasado, en el Festival de Cine de Tribeca, entrando del brazo del actor Robert De Niro,  y expresó: “Me alegro de ver al señor De Niro, a quien amo, y a toda la gente que conozco”.

Muchos desconocen que el actor durante una época incursionó los escenarios cantando música country, editando en 1973 el disco “Ask Me What I Am”.

Estos últimos meses estuvo a la espera de la producción de Quentin Tarantino, “Once Upon a time in Hollywod”, que se estrenará el año próximo y Reynolds interpretaría el papel de un ranchero.