La selección de Julio Velasco inició su camino en el Campeonato Mundial de Voleibol Masculino de 2018 que se disputa en Italia y Bulgaria. Por la primera fecha le tocó enfrentar a Bélgica, un rival en crecimiento de nivel igual al equipo argentino. Se esperaba poder iniciar con una victoria,  pero el conjunto argentino fue superado por el equipo belga en todos los aspectos del juego y así perdieron por 3 a 1.

El primer set empezó con Argentina jugando mejor. Logró sacar una diferencia que parecía marcar una tendencia hacia el final del parcial, pero los belgas ajustaron los golpes y pudieron remontar y así llevarse el set por 25 a 19.  El set siguiente fue con un desarrollo similar y el resultado también terminó 25-19 en favor del conjunto dirigido por el italiano, Andrea Anastasi. El tercer set se lo llevó Argentina 25 a 22 gracias a un merme en el rendimiento de Bélgica y  las modificaciones que realizó el técnico argentino, dos veces campeón del mundo con Italia. Lamentablemente Facundo Conte y compañía no consiguieron estirar el encuentro a un quinto set. Los belgas recuperaron la confianza y se llevaron el cuarto y último juego con un conducente  25 a 19.

El seleccionado “Albiceleste” no logró imponer su juego en ningún momento, ni siquiera cuando ganaron el tercer parcial, ya que se debió netamente a un bajón de los europeos. Velasco afirmó: “No jugamos un partido muy bueno. Fracasamos con la defensa, que debería haber sido la especialidad de nuestro juego. Siempre que la pelota pasaba por nuestro bloque era un punto para Bélgica. En ataque tampoco estuvimos lo suficientemente determinantes. Bélgica es digna de esta victoria”.

El viernes,  Argentina enfrentará a  República Dominicana. Para clasificar a la siguiente ronda deberá ganar para acomodarse en el grupo y recuperar la confianza. Hay que mejorar.