La cámara baja le dio luz verde a la iniciativa regularizar el dominio de más de 4228 barrios populares, villas y asentamientos de todo el país. El proyecto  que plantea un régimen de integración socio-urbano y regularización dominial pasó a senadores después de obtener la sanción por unanimidad, consiguiendo 194 votos a favor. La sesión fue convocada ayer a las 11:30, confirmada pese a la ausencia del titular de la cámara, Emilio Monzó, quien está de licencia por la muerte de su madre. La discusión continuó hasta la madrugada de hoy, hasta tener la aprobación.

La norma fue propuesta por el Ministerio de Desarrollo Social con la contribución de movimientos sociales, declara la “utilidad pública” y sujeto a expropiación de las tierras donde se localizan 4.228 asentamientos urbanos precarios con el objetivo de entregarles a sus habitantes certificados de vivienda familiar.

De acuerdo a lo escrito, el sujeto expropiante será la Agencia de Administración de Bienes del Estado, que en conjunto con la cartera nacional deberá celebrar acuerdos con todas las  provincias, los municipios y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con el objeto de transferir los bienes inmuebles

Además, se trató la “Ley Justina“, que ya tenía media sanción de senadores y gracias a la aprobación de diputados, se convirtió en ley reformando la Ley de Trasplante de Órganos que dispone que todas las personas mayores de edad pasen a ser donantes, a menos que dejen constancia expresa de lo contrario.

También forman parte del temario el debatido proyecto sobre Donación de Alimentos en Buen Estado (DONAL), modificaciones en los montos de penas y multas especificados en la ley de Estupefacientes, regulaciones del vínculo jurídico entre la Cruz Roja Argentina con el Estado Nacional, entre otras iniciativas.