Facebook nos sorprende nuevamente con cambios en su estructura. Esta vez, sin embargo, la reorganización es mucho más significativa. La red social ha decidido modificar la sección noticias. El 11 de enero anunció que empezará a dar prioridad a los contenidos que comparten, comentan y con los que interactúan familiares y amigos de los usuarios, restando lugar a los contenidos de medios y marcas.

Con este gran salto, Mark Zukerberg, Director Ejecutivo de la compañía, manifestó que buscan maximizar los contenidos con “interacciones significativas”. Asímismo, informó que el verdadero objetivo de la red social es que los usuarios no se sienten pasivamente a mirar videos o leer noticias, sino que se vinculen con contenido que les permita interactuar con sus vínculos más cercanos. Zukerberg sostuvo que “Queremos asegurarnos de que nuestros productos no sólo sean divertidos, sino que además sean buenos para la gente”. Con el objetivo de generar mayores interacciones significativas y generar una visión positiva de la red, Facebook parece reencausar su estrategia y de alguna manera retornar a sus orígenes.

La noticia de estos cambios no fue bien recibida, sobre todo considerando la gran cantidad de inversión en pauta publicitaria que grandes marcas, empresas de todo tipo y medios realizan en la plataforma. Muchas de ellas incluso dependen de la red social para alcanzar a sus audiencias, y este cambio claramente los perjudica. De hecho, apenas se hizo público el cambio, las acciones de la empresa cayeron un 4,47%.

Durante el último año, Facebook ha sido bastante cuestionada sobre los contenidos que muestra a sus usuarios, la influencia negativa y sobre cómo sus algoritmos posicionaban los contenidos. El cambio aplicado pareciera entonces ser una respuesta a todos estos interrogantes y críticas. Sin embargo, han surgido grandes dudas sobre la efectividad real de estos cambios en el contenidos que la gente recibirá. Y tampoco resultan la respuesta a la propagación de contenidos falsos o negativos.

Asímismo, los cambios también podrían ir en detrimento de los intereses comerciales, ya que es posible que muchos de los usuarios que consumían estos contenidos que ya no serán prioritarios salgan de la red en busca de los mismos en otros espacios. Frente a este interrogante, Facebook sostiene que a largo plazo, si evitan el sentimiento negativo, si la gente termina sintiéndose mejor al utilizar la red, el cambio será beneficioso.

 

“MÁS TIEMPO EN OTRO LADO”

Zuckerberg dijo que de hecho eso es lo que Facebook espera que suceda, pero que si la gente termina sintiéndose mejor cuando utiliza la red social, la empresa acabará beneficiándose.

“Solo porque una herramienta puede ser usada para bien y para mal eso no vuelve mala a la herramienta; significa que debes entender qué es lo negativo de esta para mitigar los efectos”, dijo.

Facebook e investigadores se han centrado particularmente en el contenido pasivo. En encuestas a usuarios de esta red social, las personas dijeron que sentían que el sitio se había alejado demasiado de los contenidos relacionados con la familia y los amigos, especialmente en medio de una oleada de publicaciones externas de marcas y de medios.

“Esta gran ola de contenido público de verdad nos ha hecho reflexionar: ¿para qué estamos realmente aquí?”, dijo Zuckerberg. “Si para lo que estamos es para ayudar a la gente a construir relaciones, entonces tenemos que hacer ajustes”.

Zuckerberg dijo que ahora estaba encaminando a su compañía hacia este nuevo enfoque. Añadió que a los encargados de producto se les pide que “faciliten las interacciones más significativas entre las personas”, en lugar de la instrucción anterior, que era ayudar a la gente a encontrar el contenido más significativo.

El director ejecutivo agregó que su forma de dirigir Facebook ha cambiado en los últimos años, desde que nacieron sus dos hijas, Maxima y August. Dijo que había reconsiderado la manera en que veía su legado y el de Facebook, incluso si eso le cuesta a la compañía en el corto plazo.

“Es importante para mí que cuando Max y August crezcan, sientan que lo que su padre creó fue bueno para el mundo”, finalizó.

Los 2.000 millones de usuarios de Facebook comenzarán a ver un muro muy diferente del que encontraban al abrir su cuenta: según se anunció, las publicaciones, los videos y las fotos van a priorizar los contenidos que comparten los amigos y los familiares de los usuarios, en detrimento de las noticias de los medios y la información de las marcas, aun de aquellas cuentas que una persona eligió.

Apenas se conoció el cambio, las acciones de la empresa cayeron 4,47%, informó Business Insider.

“Los cambios parecen diseñados para acallar la vorágine de críticas que Facebook recibió el año pasado”, explicó The Guardian, entre la cuales destacó la circulación de noticias falsas y la explotación de la psicología humana.Aunque inicialmente Mark Zuckerberg restó importancia al papel de la propaganda en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos de 2016, su empresa debió reconocer que “una operación de influencia rusa” había pagado USD 100.000 por“promover contenidos políticamente divisivos”.

Durante las próximas semanas los usuarios notarán cada vez menos videos virales, por ejemplo, y cada vez menos noticias y menos contenidos de sus marcas favoritas, excepto que sea publicidad paga. En cambio, verán más publicaciones con las que hayan interactuado sus amigos: por ejemplo, una foto de una mascota a la que muchos de ellos le hayan dado un “Me gusta”.

Pero dado que el fenómeno de las noticias falsas creció precisamente porque los filtros de la red aislaban a las personas en sus propias burbujas de creencias, The New York Times dudó de la efectividad de la novedad.

“Los cambios presentan preguntas sobre si la gente terminará por ver más contenido que refuerce sus propias ideas”, publicó el diario. “Y las noticias falsas se pueden extender igualmente: si un familiar o un amigo publica un enlace a un artículo noticioso incorrecto que ha sido muy comentado, esa publicación se verá de manera destacada” en el feed del usuario.

También BuzzFeed hizo ese análisis: “Más interacciones no significa necesariamente interacciones mejores”, señaló. “También se podría incrementar la frecuencia de discusiones en la plataforma. El desafío será encontrar una forma de facilitar las conversaciones constructivas a la vez que se quita prioridad a las guerras verbales”.

Ambos medios señalaron también que Facebook puede perjudicar sus propios intereses comerciales. “Durante mucho tiempo la empresa ha fomentado que los usuarios pasen más tiempo en la red social”, señaló el periódico. Pero si los contenidos son menos interesantes y la gente reduce su atención, “los anunciantes se van a molestar”, argumentó BuzzFeed. “Facebook convenció a los anunciantes de que gastaran millones en posts pagos para llegar mejor a esos públicos. Y ahora les dice que, por una cuestión de política, piensa quitarle prioridad a la relación de ellos con esos públicos”.

Los cambios no afectan tanto a los grandes medios globales, que pueden pagar publicidad a Facebook para que incluya sus contenidos, como para los usuarios, que cada vez más se informan en las redes. Dos tercios de los estadounidenses, por ejemplo, reciben sus sus noticias en las redes sociales, y dejarán de verlas en esta.

Según la empresa, sus cambios apuntan a que haya menos “contenido pasivo” y más “interacción significativa”, aunque no se aclaró, ni en el mensaje de Zuckerberg ni en el anuncio corporativo más extenso, cuáles son los criterios de esas interacciones.

Tampoco se mencionó si la novedad apunta contra la dependencia psicológica de la plataforma sobre la cual advirtió Sean Parker, el cocreador de Facebook: “Explotamos una vulnerabilidad de la psicología humana”. Chamath Palihapitiya, ex vice presidente para el crecimiento de usuarios de la compañía, lo confirmó y dijo que se sentía “terriblemente culpable” por haber contribuido a desarrollar “herramientas que están rompiendo el tejido de cómo funciona la sociedad”.

La novedad se anunció una semana después de que Zuckerberg difundiera que entre sus resoluciones de Año Nuevo “se contaba la de ocuparse de problemas sistémicos de Facebook como el abuso el hackeo”, recordó Business Insider“El hecho de que una herramienta se pueda usar para bien y para mal no la hace mala”, dijo en una entrevista con The New York Times“Significa que uno debe comprender qué es lo negativo de manera tal que lo pueda a tenuar”. 

Poco antes de que representantes de la empresa vuelvan a declarar ante el Congreso por la difusión de contenidos extremistas, el CEO de Facebook aseguró ante ese diario: “Queremos asegurarnos de que nuestros productos no sólo sean divertidos, sino buenos para las personas”. Y en su anuncio recordó que entre sus objetivos d 2018 se cuenta asegurarse de que “el tiempo que se pasa en Facebook valga la pena”.

En 2017 la red social había experimentado cambios en su feed en seis países. Y aunque entonces el vicepresidentes de contenidos de noticias de Facebook, Adam Mosseri, anunció que “por el momento” no existía “el interés en llevar este ensayo más allá”, ahora se ha hecho. El director de investigación de la compañía, David Ginsberg, explicó: “Cuando la gente interactúa con gente cercana, es algo más significativo, más enriquecedor. Es positivo para el bienestar”.

Mosseri declaró que “habrá ansiedad” por los cambios. “Los medios, las organizaciones sin fines de lucro, los pequeños negocios y muchos otros grupos se apoyan en la red social para llegar a la gente”, explicó The New York Times, “así que des-enfatizar sus publicaciones los dañará con toda probabilidad”.

Los medios, según BuzzFeed, al igual que los anunciantes, gastaron mucho dinero a pedido de Facebook para construir sus públicos dentro de la plataforma, y también aceptaron publicar contenidos directamente en el muro de los usuarios. Una ironía, agregó , subyace a la desaparición de esos vínculos: “Algunos de esos medios son responsables de bastantes ‘interacciones significativas’ en Facebook desde que comenzó la campaña presidencial de 2016. Y algunos han hecho investigaciones que revelaron las fallas catastróficas en la plataforma de Facebook“.