A los 41 años y después de 23 temporadas como jugador de básquet profesional, Emanuel Ginóbili anunció públicamente su retiro ayer por la tarde.

El campeón tuvo una larga y aclamada carrera en San Antonio Spurs, dónde ganó 4 anillos de la NBA. A su vez, consagró a la selección argentina ganadora de una medalla dorada, en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

A pesar de tener un año más de contrato siendo el 20 en los Spurs, el argentino decidió retirarse antes y mediante su cuenta de Twitter (@manuginobili) publicó: “Con una gran mezcla de emociones les cuento que decidí retirarme del básquet. Enorme gratitud por mi familia, amigos, compañeros, DTS, staff, aficionados y todos los que fueron parte de mi vida en estos 23 años. Fue un viaje fabuloso que superó cualquier tipo de sueño. Gracias.”

El básquetbolista contó detalles de por qué tomó ésta decisión. “Regresé y me puse a hacer pesas, agarré la pelota, miré a los más jóvenes entrenarse y romperse el lomo para estar bien para la pretemporada y a mí, sin embargo, todavía me dolían los últimos dos golpes de la temporada anterior. De a poquito me fui convenciendo de la decisión a tomar”, confesó en su columna en un medio conocido.

Manu, mencionó que en varias ocasiones planteó su retiro, y ésta posible decisión ya había sido hablada con su entrenador Gregg Popovich, cuando le afirmó que estaba más afuera que dentro”.

Sin embrago el 20 de Spurs, no descartó la idea de seguir ligado al mundo del básquet y a la institución: “Lo que le dejé en claro a Pop es que no es un ‘chau, me voy’. Mis hijos ya empezaron las clases y mientras esté en la ciudad voy a estar cerca del equipo y de la franquicia, tal vez no pueda ayudar más sacando una falta en ataque o con algún robo o algo, pero trataré de sumar en lo que pueda, tengo un gran aprecio por mis compañeros, por el staff y toda la gente del equipo y quiero que le vaya lo mejor posible. Si puedo ayudar desde afuera, lo haré con mucho gusto”.

También recordó su paso por el equipo y los momentos importantes de su carrera. “Todo fue especial en mi carrera porque no es común estar tanto tiempo en un equipo de la misma manera que no se dan procesos en selección en los que un puñado de jugadores comparten casi 20 años juntos, con Spurs y la Generación Dorada. Tuve la fortuna de formar parte de dos grupos que han tenido relevancia increíble en el deporte y en todos los casos encontré una calidad humana imposible de igualar”, concluyó Manu Ginóbili.

No obstante y como si fuese el destino, Manu se despidió del básquet en un fecha que ya era importante en su carrera. El 27 de agosto se cumplieron 14 años de la segunda victoria ante el Dream Team de Estados Unidos (89-81), conseguida en la semifinal de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.