Luego de los incidentes previos al partido de vuelta que iban a disputar River Plate y Boca Juniors que definiría quíen será el campéon de la edicíon de la Copa 2018.

Las máximas autoridades de la Conmebol, que tuvieron una reunión con los presidentes de ambos clubes,  determinaron que el partido que tendría que haberse disputádo en el estadio Monumental con solo parcialidad del equipo local, deberá jugarse en el estadio Santiago Bernabéu de la ciudad de Madrid con hinchadas de los dos clubes. Decisíon que no cayó bien tanto en la hinchada con en la dirigencia de River Plate, que presentó un descargo en donde expresó que se estaría atentando contra la igualdad de condiciones,ya que el partido de ida se disputó solo con público local. Las autoridades no dieron a lugar al reclamo y la “superfinal” ya esta encaminada a disputarse el domingo 9 de diciembre en el estadio del Real Madrid

Ambos planteles viajarán mañana a España con la ilusíon de poder consagrarse campéon de América, en esta finál que trajo tantas idas y vueltas que cierra con el formato de finales de partidos de local y visitante para definir al campéon. Apartir de la edicíon 2019, la final  será un partido único en estadio neutral.