La máxima entidad de fútbol sudamericano publicó sanciones  hoy hacia los dos máximos clubes del fútbol argentino, y al entrenador “millonario”.
Ambas sanciones corresponden a la edición actual de la Copa Conmebol Libertadores Bridgestone. En el caso de River son por los encuentros ante Independiente Santa Fe (Colombia) y Emelec (Ecuador), mientras que la sanción de Boca corresponde al enfrentamiento ante Palmeiras (Brasil).

Al “Millonario” se le impuso una advertencia por violar los artículos 115 y 173 inciso C del reglamento disciplinario de la Conmebol, además de un apercibimiento para el entrenador Marcelo Gallardo, al que suspenderán automáticamente en caso de una nueva infracción.

El primero de los artículos indica: “Habrá una conferencia de prensa de los dos equipos en la mayor brevedad posible en relación al final del partido, que obligatoriamente contará con la presencia del entrenador del equipo y un jugador que haya disputado el partido (que haya jugado)”. Además el reglamento sugiere que “el orden debe ser: primero el equipo visitante y segundo el equipo local, mientras  que el segundo habla de responsabilidad por retraso del partido: “Si los jugadores de un equipo compareciesen al terreno de juego más tarde de la hora prevista para su inicio o reanudación, o desacatando las indicaciones del Árbitro y/o Delegado al respecto, el club responsable será sancionado por los órganos disciplinarios de la CONMEBOL con una advertencia en caso de una primera infracción, y con una multa no inferior a USD 15.000 en caso de una segunda o subsiguientes infracciones. En el supuesto anterior, se considerará en todo caso responsable al entrenador del equipo en cuestión, que será sancionado por los órganos disciplinarios de la CONMEBOL de la siguiente manera: primera infracción, apercibimiento de suspensión por un partido; segunda, suspensión por un partido y multa que no será inferior a USD 1.500”.

A Boca lo sancionaron por el uso de bengalas en el partido contra el equipo brasileño con una multa de 10.000 dólares.