El Estadio Luzhnikí se vistió de mucho color y música para dar inicio a la fiesta de inauguraciión al torneo más prestigioso y esperado por los fanáticos durante cuatro años, en el que participan treinta y dos naciones.

La apertura inaugural fue encabezada por los ex futbolistas Iker Casillas, quien presentó la Copa del Mundo en compañía de la modelo rusa Natalia Vodiánova, más tarde apareció Ronaldo junto con el cantante Robbie Williams quien fue el protagonista del show e inició su actuación con la canción “Let Me entertain You”.

Luego apareció Aida Garifullina que, a sus 31 años, conquistó la Ópera de Viena y cantó junto a Williams “Angel”, momento en que el estadio se colmó de alegría generando una potente atmósfera mientras desfilaban las banderas de los distintos países participantes de la competencia.

Victoria Lopireva, embajadora del Mundial, fue la encargada de llevar el esférico oficial Adidas Telstar 18 hasta el centro del campo. Finalmente comenzó a sonar “Rock DJ” y el cantante británico hizo un polémico gesto obsceno a cámara, dando cierre al acto inicial y el esperado comienzo del certamen.

Por último, Vladimir Putin proclamó: “Deseo éxitos a todos los equipos y emociones inolvidables a los aficionados” antes del inicio del partido.