El periodista deportivo Juan Carlos Pasman, en una charla exclusiva en el ISEC realizó un análisis de los medios de comunicación y de la profesión.

Desde muy pequeño tuvo la pasión por los programas deportivos. Los días que no estaba corriendo atrás de una pelota o con una raqueta de tenis en la mano, se dedicaba a escuchar la radio. Nunca se hubiera imaginado que años más tarde tendría su primer empleo en Radio La red. “Me acuerdo que cuando hice el primer programa pensé ‘esto es lo mío. Esto es mi vocación’” dijo Toti.

El periodista Fernando Niembro fue su gran mentor, fue quién le sujetó la mano en sus primeros pasos dentro de la profesión. En la charla en el ISEC, Juan Carlos Pasman recordó uno de sus sabios consejos: “vos tenés que saber de todo, hasta de bochas”. Esta comparación no fue dicha al azar, sino que fue en consecuencia a la primera crónica de Niembro; un torneo de bochas. Por eso, consideraba tan importante que esté informado de todos los deportes y no del que predomina en el país, es decir, el fútbol. “El Toti” Pasman reconoce que esto es fundamental para destacar en el periodismo deportivo. “Hay que estar preparados porque cuando te llega la oportunidad la tenés que aprovechar”, aconsejó el periodista de DirecTV Sports.

La contra cara de la profesión es el ego, es cómo el periodista o comunicador enfrenta la fama y el reconocimiento. Por ejemplo, Pasman confesó que en algún momento de su carrera se sintió mareado por la popularidad que le generó estar involucrado en escándalos como el que tuvo con Diego Maradona, allá por 2009 y la famosa frase del 10 “vos también la tenés adentro”. Sin embargo hoy, varios años después, reconoce que “lo que pasó con Maradona me hizo muy popular pero el prestigio se gana de otra manera: dando primicias y haciendo una nota que levanten todos los portales”.

Por último, los alumnos e interesados en el periodismo deportivo le pidieron un consejo pensando en los posibles empleos y demanda de la profesión. Aunque dejó en claro que “no existe una receta para trabajar como periodista deportivo en un medio”, les aconsejó que amen la carrera y que sean críticos. Además remarcó la importancia de insistir, remar y golpear puertas en las emisoras, porque una vez dentro “pueden pagar hasta para ir a cubrir los mundiales”, tal como lo hizo él en el Mundial del 96’ para la Radio La Red.