Los medios de comunicación a lo largo del tiempo fueron evolucionando a tal punto que el internet se hizo parte fundamental de la vida cotidiana de las personas, haciendo pasar a un segundo plano la prensa escrita y la radio.

Los políticos ya ni siquiera van a discutir sus iniciativas al congreso las discuten en medios de comunicación haciendo partícipe también al público y diciendo de antemano lo que quieren hacer en su gobierno y cuáles son sus planes e intenciones, esta situación hace pasar a un segundo plano los parlamentos (congresos) ya que los medios de comunicación se han convertido en el nuevo parlamento.

La tecnología evolucionó los medios sociales (medios de comunicación) a tal punto que alteró en gran medida en la política; ya que como es una opinión pública y de interés para todos, el público le da más importancia a lo que dice o aparece en ella.

Estos tres autores le hacen una duras críticas a la tv y como se pierden cosas por culpa de ella.

Umberto Eco planteaba que había  un antes y después en la televisión, la Paleo TV y la Neo TV, argumentaba que tenía más importancia los criterios de proporción que la veracidad de las cosas. A su vez acusaba a la TV de  que privilegiaba ciertas noticias en detrimento de otras  o que omitían quizás otras consideraciones importantes y excluían  opiniones sobre otras; así determinando que  la TV informa “correctamente”.

Sin embargo Giovanni Sartori  en su obra Homo Videns  argumentaba el surgimiento de los efectos  en los medios de comunicación masiva (centralmente, la televisión) era sobre  la opinión pública y las sociedades democráticas de la actualidad. En otras palabras sostenía que los medios audiovisuales producen un efecto ideológico y conducen a la “videocracia” y a una manipulación de la opinión pública, bloqueando la capacidad crítica de los ciudadanos desde la niñez. A partir de estos supuestos, intenta realizar una reflexión sobre los medios en su relación con los conceptos de realidad, información, objetividad y verdad desde una perspectiva ética. Sartori, se proponía un abordaje complejo de la realidad mediática y extra mediática, señalando las múltiples interacciones entre los diversos sujetos y medios. Es decir que  cuestionaba la falsa oposición entre la imagen y la palabra, se insinúa una concepción de la verdad más adecuada a los problemas generados en las sociedades contemporáneas.

Este pensador  se refería a que la televisión y el video (imagen) modifican radicalmente y empobrecen el aparato cognoscitivo del “homo sapiens” (producto de la cultura escrita), a tal punto que anula su pensamiento. Así mismo pasando al “homo videns”, que es un producto de la imagen.

Al contrario de Eco y Sartori, Dominique Wolton  consideraba que la televisión necesitaba una teoría crítica que analice su papel en el  espacio ampliado de las comunicaciones. Es decir que conllevaba a tal punto para conquistar a la audiencia haciendo un análisis sobre el perfil del espectador: tratando de conocer al público mejor, pero no para ofrecerle buenos programas sino  para dominarlo mejor. Ante esto, el espectador tiene pocas defensas. Además Wolton contemplaba  que se suele menospreciar la capacidad crítica del público, mucho mayor de lo que se cree.

De modo que también analizaba las dificultades de la televisión cultural, y el riesgo de producir programas poco atractivos. Asegura que la cultura siempre sobrevivirá, pero advierte la dificultad de comunicarse a través de la televisión.

Conclusión

Estos tres pensadores tenían puntos en común como que mediante la tv buscan convencer o influir al telespectador con las supuestas verdades que esta dice, que se  menosprecian la capacidad crítica del público, mucho mayor de lo que se cree. Es decir que lleva al publico a perder de que si el hecho sale en la tv para ellos es verdad, por eso es que el político  va a la tv, para poder hacer más creíble sus argumentos.

En este contexto, los medios ponen los bienes culturales al alcance de todos, adecuando el contenido muchas veces, al “nivel” del receptor, esto es, haciendo que la asimilación sea más simple e incluso superficial.

A consecuencia del avance tecnológico que beneficia en lo material al hombre, hace que en algunos casos  perder sus creencias y lo más precioso que tiene el ser humano es la capacidad de entender y razonar por sí mismo.

Giovannini solía decir que la información nos lleva a comprender, sin embargo, muchas veces se puede saber una cosa a estar sobre informado, creer que se sabe todo y en realidad no saber nada.
No comprenden lo que se les está mostrando y la tv no siempre dice lo que es correcto, aunque todos lo creen así. Se teoriza la influencia de la imagen televisiva en la sociedad contemporánea transformando a un ser que antepone el mirar sobre el pensar y para quien la imagen de tv es la única fuente de verdad. Una herramienta mediática que influye en el debilitamiento de la democracia.  Así también en la eficiencia de la incorporación de nuevas tecnologías que adhiere a una visión más humana y detrás de la tecnología hay hombre y mujeres con pensamientos diversos. Ven a la comunicación como una masa. Argumentando  que siempre existió la ignorancia dentro de uno. Sin embargo, con la llegada de la comunicación como que se aprendió a dejar de ser tan irrelevante. Se comenzó a adquirir fuerza, la tv invierte la evolución de lo inteligente, y lo convierte al simple hecho de ver lo que está frente a tus ojos sin que lo razones. La tv conduce imágenes y anula los conceptos y arruina la capacidad de entender las cosas de otro modo. Por lo que hubo un crecimiento de las audiencias y mensajes a partir de la expansión de las nuevas tecnologías y multiplicando opiniones públicas.
Wolton, solía decir que: la tecnología evolucionó los medios sociales (medios de comunicación) a tal punto que alteró en gran medida en la política; ya que como es una opinión pública y de interés para todos, el público le da más importancia a lo que dice o aparece en ella.
Esta alteración en los medios hizo que el político se preocupe más por aparecer en los medios que en ir al Parlamento (congreso) a cumplir su deber.

Autores: Salinas Daiana, Francovig Ludmila y Greevey K. Solange M.