El “Rojo” venció 1-0 al Cerezo Ozaka en Tokio, logrando así su 18vo título Internacional.

El conjunto de Avellaneda  enfrentaba al Cerezo Osaka de Japón este miércoles por las 7:00 horario de Argentina, en su segunda participación por la Copa Suruga Bank 2018. Este es un Campeonato sudamericano-japonés en donde el campeón de La Copa Conmebol Sudamericana  se mide ante el campeón de la Copa J. League asiática en un único partido el continente Asiático.

Independiente llegaba a Japón 10 diás antes del partido en tierras asiáticas con la intención de poder adaptarse al cambio de horario y prepararse de manera adecuada para la contienda ante el equipo local, reivindicarse de su primera participación en donde empató 2-2  y cayendo por penales (2-4) ante el Júbilo Iwata

En un buen primer tiempo del equipo dirigido por Ariel Holan que se aproximaba al arco rival aunque no terminaba brillando en los últimos metros de la jugada, logró convertir el gol que le permitiría quedarse con el trofeo a través de Silvio Romero a los 28′ del primer tiempo, ex Lanús que ya había disputado y perdido una final por dicho certamen ante el Kashima Reysol. Para el segundo tiempo el equipo argentino ya no llegaba al arco y se defendía de los “pelotazos” y aproximaciones que caían por parte del conjunto nipón, pero logró aguantar y coronarse nuevamente campeón internacional.