El conjunto de Ariel Holan venció por 1-0  al Cerezo Osaka en el Estadio Nagai de Osaka con el tanto de Silvio Romero y con este título, igualó la línea de Boca Juniors y el Milan de Italia como máximos ganadores en copas internacionales.

El  “Rojo” se coronó campeón en territorio japonés venciendo por 1-0 al Cerezo Osaka, lo cuál se apropió de la Suruga Bank, consiguiendo su 18° título, en el ámbito internacional en la historia del club. Esta es su primera Copa en este certamen, ya que en 2011 la disputó aunque el partido finalizó 2-2 y por lo tanto, se definió por penales perdiendo 4-2 ante Júbilo Itawa.

El equipo de Avellaneda dominó los primeros 45 minutos, con llegadas al área y tiros desde afuera, intentando de cualquier manera romper el marcador. Hasta que a los 28 minutos del primer tiempo, arrancan con una jugada interesante en forma colectiva con el lateral derecho Fabricio Bustos, pero luego se vieron fallas dentro del área japonesa por cortar la jugada y justo le queda la pelota a Silvio Romero que la levanta por encima del arquero y así, empujándola con el arco vacío, anota el único gol del partido.

Ya en la segunda etapa, los dirigidos por Ariel Holan, comenzaron a sufrir más que en la primera parte del encuentro, lo que  se  pudo observar fueron dos factores: el desgaste físico y no poder ampliar la diferencia del resultado. El capitán uruguayo, Martín Campaña, fue vital en el marcador, ya que le tocó sostener el arco en cero ante los japones con varias llegadas al equipo argentino. El técnico argentino realizó los seis cambios, haciendo ingresar a Nicolás Domingo, Gastón Silva, Fernando Gaibor y a los que también se sumaron los tres refuerzos que llegaron a la institución: Carlos Benavídez, Guillermo Burdisso y Ezequiel Cerutti.

Finalizó el partido e Independiente conquistó su primer título en el año de manera internacional y se espera que el plantel vuelva este viernes al país.