El encuentro se realizó a últimas horas de la noche y un día después de la reunión del G7 en Canadá, en el cual también participó la Argentina.

La rivalidad entre Estados Unidos y Corea del Norte es tan histórica como la cumbre en Singapur entre los dos máximos representantes de estos países.
Recordemos que el enfrentamiento entre estas potencias mundiales comenzó en los últimos tiempos de la Segunda Guerra Mundial y se terminó de consolidar durante la Guerra Fría. Sin embargo, el conflicto internacional por el desarrollo de armas nucleares en el país comunista, estalló en la primera mitad de los años 90.
Desde entonces la relación entre ambos es tensa pero, finalmente y luego de un tiempo planeándose un encuentro entre Donald Trump y Kim Jong-un, se concretó la famosa y tan esperada cumbre.
En esta, firmaron un acuerdo muy amplio y señalaron que a raíz de este, el mundo verá un gran cambio. También ambos aseguraron haber dejado atrás la rivalidad del pasado.
Más allá de que ninguno quiso dar demasiados detalles acerca de los temas tratados y resumieron su consenso en “un acuerdo que va a suponer un gran cambio”, un pequeño descuido de Donald Trump hizo que salieran a la luz 4 puntos claves de este.
Esta distracción se debió a la muestra de la firma de ellos en el pacto realizado donde; aparte se podían leer algunos items importantes. Ese momento fue captado por los fotógrafos y así se pudo sacar algunas de las principales temáticas tratadas.
En los cuatro puntos que conforman el escrito, ambos países se comprometen a establecer nuevas relaciones de acuerdo con el deseo de paz y prosperidad de ambos. A su vez, Corea del Norte reafirma su firmeza inquebrantable frente al compromiso con la “completa desnuclearización de la península” y Estados Unidos se compromete a “garantizar la seguridad del régimen”.