La titular de Madres fue procesada ayer junto con los hermanos Schoklender. Hebe de Bonafini hizo un descargo público a través de un video.

Hebe de Bonafini, titular de Madres de Plaza de Mayo, fue procesada ayer por el caso “Sueños Compartidos” a cargo del juez Marcelo Martínez de Giorgi. El magistrado consideró a la activista como “participe necesaria” ya que debía conocer los manejos administrativos de la fundación. Además, también fueron procesados los hermanos Sergio y Pablo Schoklender, titulares de MDPM, y Julio Lopez y Abel Fatala, funcionarios del Ministerio de Obras Públicas.

“Misión Sueños Compartidos”, el proyecto que respondía a la fundación Madres, recibió 1.295 millones de pesos entre 2005 y 2011 del Ministerio de Obras Públicas destinados a construir 4.757 casas a lo largo del país. Sin embargo, sólo se entregaron 822 viviendas. A partir de ahí, el juez Martinez de Giorgi considera probado que los hermanos Schoklender, desempeñando su función de apoderados, desviaron más de 206 millones de pesos.

En un video publicado en la página de YouTube de la fundación, Hebe se descargó: “Las madres fuimos siempre muy perseguidas”, acto seguido declaró “tengo la conciencia muy tranquila, que revisen lo que quieran”. Además, apuntó contra el gobierno diciendo que son el “enemigo” y que fueron cómplices de la dictadura “con sus empresas”. “Gracias Macri por darme este honor de ser procesada”, concluyó.

Descargo de Hebe de Bonafini

Martinez de Giorgio dictó falta de mérito para el ex Ministro de Obras Públicas Julio De Vido, los intendentes Alejandro Granados y Julio Zamora, los ex gobernadores Jorge Capitanich, Gerardo Zamora y Maurice Closs, el actual gobernador Miguel Lifstchitz y el ex intendente y actual diputado Dario Giustozzi.