Luego de lo ocurrido en Porto Alegre, con la polémica claisficación de River y la misteriosa visita de Gallardo al equipo en el entretiempo, los abogados de Gremio acudirán mañana a Paraguay para hacer el descargo en Conmebol.

Néstor Hein, director jurídico del equipo brasileño dijo lo siguiente: “El artículo 19, combinado con el 56 y el 76, corrobora la versión de Gremio sobre lo que pasó en el partido. Porque los DTs son equiparables a los jugadores, principalmente cuando son decisivos para el cambio del partido, y eso fue lo que pasó con Gremio.La intervención de Gallardo fue fundamental para que River dé vuelta el partido. Esto es lo que lleva a Gremio a hacer el requerimiento”.

El equipo conducido por Marcelo Gallardo se clasificó a la final de la Libertadores 2018 luego de darle vuelta el partido a Gremio en Brasil. De esta manera, el equipo de Núñez jugará una nueva final en menos de 4 años, algo inédito en la historia del club.

La noche arrancó de la peor manera, promediando el primer tiempo Leo Gomez capitalizó un rebote fuera del área que se desvió en Pratto y se coló en la esquina del palo derecho de Armani. Con este resultado, River debía convertir dos goles, algo que parecía utópico para ese entonces.

A partir de ahí, Gremio se dedicó a defender y a hacer tiempo, nunca buscó liquidar la serie, se veía finalista. Pero a este River no hay que darlo por muerto nunca y así fue, con más empuje que juego, al minuto 85 llegó un gol inesperado de la mano de Borré, de esta manera consiguió un envión anímico muy importante para sobrellevar lo que restaba de partido y buscar el gol que le diera la clasificación. Y ese gol llegó, de manera polémica pero llegó. Luego de una jugada en la que nadie reclamó penal, el árbitro Andrés Cuña VAR mediante cobró la infracción y de lo demás se encargó el “Pity” Martinez. El resto es historia, lo más de 10 minutos adicionados quedaron en el pasado y River vuelve a una nueva final, buscando su cuarta Libertadores de América.

Ahora solo queda esperar por quien será el rival. Palmeiras o Boca se disputan el otro lugar, en caso de que pase el conjunto de Barros Schellotto, ocurrirá algo inédito en la historia del fútbol argetino y sudamericano.