En su primer día de ventas en Argentina, la aerolínea low cost vendió alrededor de 10.000 pasajes, número record para su ingreso al mercado. Por el momento, sólo se están vendiendo vuelos internos a 16 destinos entre los que se encuentran Bahía Blanca, Corrientes, Posadas, Bariloche, Iguazú, Salta, Mendoza y Santiago del Estero. Flybondi está autorizado a conectar 43 destinos.

Con un modelo de negocio basado en el volumen, Flybondi apuesta a llegar a un 90% de ocupación, a diferencia de las aerolíneas actuales que alcanzan un 70%. Con valores sustancialmente más económicos, para su lanzamiento la compañía propone diversos beneficios para quienes adquieran los pasajes dentro de este primer período: financiación, tasas bonificadas, impuestos incluidos y la posibilidad de despachar una valija de hasta 25 kilos. Los pasajeros además, tendrán la posibilidad de sumar adicionales con otros costos: embarque prioritario, despachar una segunda valija, selección de un asiento específico, etc.

“Buscamos eficiencia, ponemos más asientos en las aeronaves, es un modelo que existe hace más de 40 años. No estamos inventando nada nuevo, estamos utilizando algo que funciona en todo el mundo”, sostuvo Julián Cook CEO de la compañía.

Este exitoso despegue contrasta con el clima de reclamo de los vecinos de El Palomar, uno de los aeropuertos que operará Flybondi y de los primeros en estrenarse en febrero. Si bien existe un fallo judicial, las obras continúan y su habilitación en febrero estará sujeta a la evaluación del impacto ambiental que el mismo genera en la zona. Actualmente las obras se encuentran en la etapa de mantenimiento de la pista y de la terminal. Se preveé que al finalizar las mismas, la terminal tenga capacidad para recibir hasta 1 millón de pasajeros al año y conectarse a la red de autopistas.

Traba judicial

Ayer se conoció el fallo de la jueza federal Martina Forns, que respondiendo a un reclamo de los vecinos dispuso que el inicio de las operaciones de las low cost en el aeropuerto de El Palomar queda supeditado a la aprobación, por parte del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna), del informe de impacto ambiental que deberá presentar Aeropuertos Argentina 2000, la empresa que opera El Palomar.

Al respecto, Cook adelantó que presentarán todos los documentos necesarios. “Las obras pueden seguir, pero pidieron un estudio sobre el impacto ambiental antes de que empecemos los vuelos, que están previstos para el 9 de febrero. Este informe se va a presentar antes de fin de mes”, señaló.