El congreso aprobó una ley para que los hijos de victimas de fimicidios menores de 21 años tengan una reparación económica.

La cámara de diputados aprobó por unanimidad la llamada “Ley Brisa”, esta iniciativa otorga a los hijos de victimas de femicidios o del asesinato de alguno de los progenitores por parte del otro una ayuda económica mensual, un apoyo esencial para estas familias; distintos sectores reclaman que el proyecto sea aprobado a nivel nacional y provincial.

La iniciativa recibió 203 votos afirmativos y ninguno negativo, y contempla que una persona reciba una reparación económica, que comienza a regir desde el momento del procesamiento del femicida, y consiste en un haber jubilatorio mínimo mensual, con sus incrementos móviles.

La ley está destinada a personas menores de 21 años o con discapacidad, y es retroactiva al momento de la comisión del crimen (aunque el delito se hubiera cometido con anterioridad a la sanción de la norma).

El año pasado, el Senado le había dado media sanción a esta ley, que se extinguirá con el sobreseimiento o absolución del progenitor acusado, en cuyo caso la autoridad de aplicación no podrá reclamar el reintegro de los montos asignados. A su vez, el proyecto garantiza a los hijos de víctimas de femicidios una “cobertura integral de salud”.