Federico Simonetti ex periodista, empezó su camino en el humor ya hace 10 años, con un estilo contestatario y ácido supo hacerse lugar en el medio y ser unos de los precursores y referentes del stand up argentino de tinte político y crítica social. Dialogó con IsecPost.

En el 1992 bajo el gobierno de Carlos Menem y en el seno de una familia Radical,  Federico decide empezar a militar en Franja Morada a la edad de 13 años, formando parte de la Juventud Radical de Izquierda.  Luego de enfrentarse a la realidad política de la época y con un pleno ascenso de Fernando de La Rúa como mandatario de la Argentina, desiste de la idea utópica de la militancia.

A los 20 años y con su afán de contar historias y relatos reales se introduce en el camino del periodismo, logrando trabajar luego en medios grandes tanto de radio y tv. Sin embargo la misma corrupción política que vio de chico cuando militaba, lo toco directamente cuando censuran unos de los programas de investigación que realizaba en un programa de tv.

Casi por accidente, haciendo un reemplazo a un colega en radio nacional en la columna de economía, encuentra el humor como una forma natural y orgánica de decir lo que pasaba en la sociedad. En esos 5 días que duró el reemplazo, Fede comienza a hacer imitaciones de películas argentinas de los 40´ mezclándolo con un poco de actualidad, es allí donde se da cuenta que se sentía más cómodo haciendo humor que haciendo periodismo.

Actualmente está con su último show de stand up “Progre, que bien la estamos pasando” y va por la segunda temporada de su programa de web tv  “Un Pais de boludos”.

Fiel al humor que supo sembrar en estos años, Federico describe la realidad Argentina con esa libertad que no encontró en el periodismo.

–  ¿Qué recursos encontraste en el humor que no encontraste en el periodismo?

El humor te permite, hablar, decir todo sin tener la rigurosidad del periodismo, tener una impunidad absoluta, es superador.
Arranqué militando en el radicalismo, me di cuenta que había un entramado de corrupción en cuanto al financiamiento de los partidos políticos y decidí irme y no ser funcional a esa estructura.

– ¿Te desilusionó ver esa corrupción desde adentro?

Es como asignarle un peso moral y emocional que no amerita, no se puede construir un país y no cuestionar esa estructura de financiamiento ilegal, si no desarmas una forma de hacer política, se instaura y construye un imaginario, y eso es peligroso.
Un país donde se construye una clase política que está 30 o 40 años “recaudando”, (así lo dicen ellos), devolviendo favores, poniendo ñoquis y  lavando plata, la ilegalidad está presente en toda esa estructura política, y el que gana es el mercado en algún punto. Como por ejemplo, más allá de lo que uno sienta con el kirchnerismo, yo puntualmente pienso, fue válido como proyecto en muchas cosas y una máquina de recaudar fondos ilegales permanentemente por otra, porque de esa forma construían poder, del mismo modo que el macrismo, pero llevándolo para el otro lado.

Lo que va a ocurrir es una destrucción de casi todos los grandes grupos económicos nacionales, que luego en muchos casos serán empresas compradas por gente de otros países. No se puede hacer una revolución de izquierda teniendo tantos punto flojos.

– ¿Cómo es el armado y elaboración del guión, la estructura del show  y del programa PDB, considerando que la Argentina tira titulares todo el tiempo? ¿Cómo es el proceso?

PDB lo hacemos entre dos, y ese si es más coyuntural, se trata un tema a la semana, no hacemos el humor del chiste de lo que dijo puntualmente “uno o aquel”, sino, tratamos de hacer una crítica del discurso social, tratar de romper lógicas de comunicación de lo que sería la derecha.

– Tocan temas que son sensibles, emotivos, cómo se hace humor con temas difíciles de tratar?

Acidez, ironía y sarcasmo, tres herramientas, el humor no solo es impune, sublima los hechos negativos. El humor es una forma humana de procesar las cosas y de construir un significado distinto de un hecho, que en gral, tiene un valor de neutro para negativo. Es una manera de no ir al enfrentamiento directo de las cosas, sino convertirlo, empoderarse.

– El argentino viene de un tipo de humor muy característico, como el de los años 70, la revista, los capocómicos, fue difícil instaurarse en el stand up, específicamente con humor político, considerando que hasta hace poco la gente no sabía  que era el stand up

El stand up también puede reproducir ese humor trillado con chistes básicos o machistas, el stand up, casi como toda disciplina artística, al ser individual muy personal, refleja lo que uno es y realmente piensa, por ejemplo: si vos sos una persona chata a nivel espiritual y si te da gracias boludeces, salta a la luz al toque. Hay menos tolerancia social a ese tipo de humor y también tiene que hacerse cargo de eso que reproduce.

– PDB es un programa informativo de humor político, que sale por youtube, tiene 2 temporadas, hace una crítica profunda pero sin perder el toque de humor. ¿Por qué la elección de hacerlo a través de una plataforma digital? ¿Sentís que tenés mas libertad para opinar y hablar de ciertos temas ?

No lo sentí, me censuraron directamente, hacía periodismo de investigación en un programa de Canal 7 “Huella Digital” y fuimos censurados a pedido de De Vido en el 2005. Puntualmente hubo incidente sobre un programa de los ferrocarriles, también sobre hidrovía y  Aerolíneas Argentinas. Lo de hidrovías por ejemplo, un peaje para grandes barcos sobre el río paraná, auspiciaba todos los programas políticos, “hidrovía” para qué necesita auspiciar un programa?. Era una máquina de meterme en lugares que eran obvios a veces.

Es muy fácil ver donde hay gente comprando silencio. Agarrá y fijate cualquier programa, la lista de empresas que necesitan bancar. Por ejemplo Techint por qué tiene que estar auspiciando el programa de Pagni, una siderúrgica.

Me censuraron, no me gusta hacer periodismo desde entonces, no considero a PDB un programa periodístico, sino es un programa de análisis gracioso o humorístico político.

Hay algo en las redes que se empezó a ver sobre todo hace 5 años, el poder vivir del contenido, y te hace pensar la ecuación, si se puede conseguir dinero de esto, entonces hay que dedicar tiempo y tomarlo como un laburo, y armar algo profesional.

Hace bastante que empecé en las plataformas digitales desde que renuncie a canal 7 en el 2008. No me sumaria a un proyecto con el cual no estoy de acuerdo  ideológicamente.

“No se regalen, no es importante estar en televisión” es más importante encontrar alguien que le gusta lo que  haces y paga por eso.

En este formato siento libertad, no lo cambiaría por otro trabajo. Te imaginas que renuncie hace 10 años a canal 7 y era planta permanente, “no regalaría mi libertad aunque me paguen 60 lucas”.

– Muchos periodistas, caso Télam entre otros, han quedado sin trabajo, qué otros canales o vías les queda a los comunicadores?

Yo creo en lo genuino, si vos sos periodista y realmente te gusta algo; como por ejemplo el foto periodismo, el texto o hacer un noticiero vas y encontras la forma de hacerlo, pero estar pensando en qué va a “pegar” es un error, porque nadie se enamora del que quiere agradar.

Pasa en instagram, y son todos instagramers y pasa en página 12 cuando suben 3 notas que no tienen que ver una con la otra. (Bueno se cayó un perro en Ciudadela, Saco otro disco U2 y la Vela Puerca se presenta en …) se entiende ? Qué estás comunicando?.

Hay mucho enamoramiento con los formatos, y no sobre el contenido, lo que atrae es el contenido, lo genuino, poder proyectar la emoción de alguien y que se vea del otro lado.

– ¿Esa es un poco tu meta ?

No, esa es mi libertad, yo digo lo que se me canta, y alguien del otro lado dice – ah me gusta lo que dice este pibe – tengo más libertad que un CEO y eso, me parece, es transmitir algo genuino. Ya se termino la industria de pienso en un formato que con esto la pego y me salvo, eso es una tontería.

En el caso de los despidos de Télam, con todo mi respeto y más allá del reclamo, el cual apoyo y comparto, pero,  se preguntaron como comunicadores, “que les gusta hacer”, redactar cables en una agencia de noticias cuando la información ya la tenés por todos lados?. Hace algo distinto, de última arma algo que pueda recibirse por whatsapp y fijate como financiarlo, por decir algo.

Un error es estar detrás del formato o detrás de lo que garpa o lo que está de moda, estas cosas producen algo no genuino donde no hay verdad humana detrás, no hay emoción.

– ¿Crees que hubo un cambio en cómo se abordan los temas desde el humor?

Creo hay una mala interpretación, el humor siempre fue humor, y en algún punto el humor siempre es político. Elegir decir chistes de suegra, es tener una postura política.

Hay chistes que a esta altura parecen trillados, pero están representando algo de ese alguien que las reproduce y la verdad que se consume un montón. Veo el mainstream y es un humor suave, relativamente machista, relativamente misógino, relativamente mata puto el cual representa un pensamiento empresarial que nunca arriesga nada. A los gerentes de televisión los sacudis y no se les cae una idea, van a EE.UU compran un formato, hacen la versión argentina, ponen 2 guionistas a diferencia de los yankis que ponen 40, y les dicen “adaptalo2 y listo, y tratan de hacer humor con eso.

Entonces la cuestión es que nadie arriesga, se produce mierda, se ofrece mierda, y el público consume mierda, y no importa, porque mientras más empobrecida culturalmente sea una sociedad mejor.

Si Majul sigue trabajando al frente de un canal de televisión y bue …  yo dudo que el pensamiento crítico esté de moda en la Argentina si Fantino es nuestro referente de periodismo.

– ¿Por qué somos un país de boludos? ¿Somos boludos y nos gusta ?

Me parece como si fuéramos tanos cancheros napolitanos, con un poco de carisma, un poco de inteligencia y un poco de corrupción, y también podríamos decir vagancia, pero la realidad es que uno trabaja y no ve el fruto de ese laburo, y más aún cuando ves que los principales candidatos a presidentes de los partidos más importantes siempre son millonarios, es difícil construir una lógica de apuntar a proyectos a mediano plazo, o sea tenemos el peor capitalismo del mundo, gente que agarra y  vende una empresa y pone toda la guita en lebacs por decirte algo.

Estamos hablando bien de un sistema, en el cual de golpe si a vos te tocó ser un hijo de un villero vas a ser villero o por ahí, y eso es como algo naturalizado, y pensar como algo natural es todo un ejercicio de construcción social, ahí sí hay un poder o poderes trabajando para generarnos la fantasía de que si trabajábamos podíamos progresar, comprarnos nuestro cochecito, y que el estado nos iba a garantizar seguridad, y la verdad es que no funcionan así las cosas.

Milagro Salas está presa porque está presa, por qué ? no importa y eso no implica que Milagros Salas no sea chorra, se entiende?. Analizar que el 50% de la gente que vemos es garca, y pensar que ni siquiera esa gente tiene registro. Creo que Cristina Kirchner cuando habla de los cuadernos y dice no me van a torcer, realmente está convencida de lo que dice, y ya no tiene registro de que afanar está mal.

Cuando entrevistas o te acercas a políticos te das cuenta que son todos psicópatas, manipuladores, garcas de derecha, izquierda, muy machistas. Si vos mentís miles de años en un momento te la empiezas a creer.

– ¿Con todo lo que está pasando en la realidad del país, ya tenés un nuevo título para un próximo show?

Es tan volátil la actualidad, tengo solo un titulo, Sexistencialista.