Tras un largo conflicto que incluyó diecisiete jornadas sin clases, UDOCBA y SUTEBA aceptaron la nueva propuesta de la gobernadora bonaerense. El incremento convenido alcanza un 27% del salario promedio docente.

En medio de la campaña legislativa y luego de cuatro meses de disputa  la provincia de Buenos Aires acordó una mejora salarial con los gremios docentes. Tanto la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (UDOCBA) y el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) aceptaron la nueva propuesta que superó el techo del 20% que pretendía mantener el gobierno. La última oferta había sido del 19%.

A partir de la conciliación, los maestros percibirán un aumento en sus haberes del 27,4%. Según el organismo que conduce Roberto Baradel, se trata de “una consolidación del salario de bolsillo 2017 en un 24% -2,5% de recuperación salarial 2016 y 21,5% para 2017 más cláusula gatillo sobre el 21,5%-, que conforma básico y se toma para calcular antigüedad, plus por enseñanza, por función, entre otras”. Asimismo, los anticipos cobrados en abril y mayo a cuenta de futuros aumentos pasaron a formar parte de la recomposición correspondiente al año pasado.

En declaraciones televisivas, Baradel afirmó que “el conflicto se podría haber evitado” y agregó: “Quedó demostrado que el dinero estaba desde siempre pero apostaron a la baja”. Por su parte, el titular de UDOCBA aseguró que la mejora fue aceptada “por necesidad”.

Después de anunciar la conciliación, la titular del Ejecutivo bonaerense aseguró que los días de clases no cumplidos por huelga serán recuperados. En noviembre, comenzarán las negociaciones de cara al próximo año.