Ser trata de los organizadores del partido entre Israel y Argentina, recientemente suspendido. Alegan “discriminación religiosa” a la FIFA.

La decisión de la AFA fue a causa de las amenazas por grupos terroristas palestinos. La entidad deportiva argentina le ofreció un trato para llevar a cabo el partido a mediados de Octubre. El primer ministro israelí, Benjamín Netahyahu, presionó al presidente Mauricio Macri de persuadir a la selección de llegar a un acuerdo pero este afirmó que no puede hacer nada.

La AFA decidió no jugar el partido amistoso ante la selección de Israel dirigida por Eisha Levy. La decisión fue tomada por Claudio “chiqui” Tapia, actual dirigente de la AFA, por las amenazas recibidas por un grupo palestino hacia la selección argentina y sobre todo hacia Lionel Messi. El conflicto se dio a causa del lugar en el que se disputaría el partido, el cual sería Jerusalén: lugar del conflicto entre israelíes y palestinos.

En las últimas horas el presidente de la AFA, después de cobrar un monto cercano a los 2 millones de dolares, trató de renegociar el partido, pero esta vez cambiando fecha, lugar y rival. Se jugaría a mediados de Octubre pero fuera de Israel ni contra Israel.

El escándalo no estuvo exento de burlas y criticas por parte de personalidades de los medios a través de las redes sociales. Marcelo Tinelli fue uno de los encargados de hablar del tema en su cuenta de Twitter en donde escribió “Guauuu” citando la declaración de Claudio Tapia quien afirmó “Tomen esta decisión como un aporte a la paz mundial”.