La Santa Sede publicó un extenso mensaje en el que se refirió a varios aspectos de la economía actual.

Este Jueves se dió a conocer un comunicado hablando de problemas económicos importantes a nivel mundial. Lo llamativo, es que aparecieron aspectos referentes a la situación actual de Argentina, como las finanzas off-shore y el endeudamiento público, afectando al potencial de los países en crecimiento.

La información que aparece, se volvió viral con mucha rapidez y se supo que el documento se empezó a elaborar hace meses atrás. Lo relevante, es que los datos salen a la luz en un momento en el que Argentina atraviesa una crisis. El presidente Mauricio Macri, acudió al Fondo Monetario Internacional, para solucionar la deuda. La situación ha despertado la atención de la gente y con esta crítica de parte del Vaticano, se ha retomado el conflicto entre Macri y el Papa Francisco.

“Las cuestiones económicas y financieras, nunca como hoy, atraen nuestra atención, debido a la creciente influencia de los mercados sobre el bienestar material de la mayor parte de la humanidad…” expresa el comunicado Oeconomicae et pecuniariae quaestiones que fue elaborado por la Congregación para la Doctrina de la Fe y por el Dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral.

Además de resaltar las injusticias e irregularidades del sistema, hace hincapié en buscar soluciones y exige mayor reglamentación que aseguran que son importantes para que surjan cambios estructurales para resolver el problema de la deuda pública de muchos países.

Por otra parte, explicó que en los países con mala economía las finanzas off-shore ha empeorado la situación y aumentado su deuda pública: “Se ha observado, en efecto, que la riqueza privada acumulada en los paraísos fiscales por algunas élites ha casi igualado la deuda pública de sus respectivos países. El origen de esa deuda a menudo están los pasivos económicos generados por privados y luego descargados sobre los hombros del sistema público…”

El texto producido contiene 34 puntos entre los que figura la reciente crisis financiera, cuestionando en este punto la especulación de los fondos de inversión.

A continuación, el texto completo: http://press.vatican.va/content/salastampa/en/bollettino/pubblico/2018/05/17/180517a.html