El Gobierno británico elevó el nivel de alerta de severo a crítico según informó el diario británico The Guardian. La noticia se conoció luego de que la Primer Ministro, Theresa May, condenara el atentado terrorista de ayer e la ciudad de Manchester durante un concierto de Ariana Grande.

En declaraciones a la prensa, May aseguró que se contemplaba la posibilidad de desplegar en las calles fuerzas de seguridad especiales y enfatizó: “Tomaremos todas las medidas necesarias y proveeremos de todos los recursos a la policía para proteger a la población”.

Según informan los medios ingleses, funcionarios del área de anti-terrorismo mostraron su preocupación por el atentado en Manchester ya que “un nuevo ataque no sólo es posible, sino que es inminente”. Desde Scotland Yard aseguraron: “Elevar el nivel de alerta a severo es una medida inusual”.

Recordemos que la medida de seguridad se tomó luego de que, por la mañana, el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) se adjudicara el atentado; y por la tarde, se conociera públicamente quién llevó a cabo el ataque: Salman Abedi, hijo de padres libios que llegaron a Inglaterra huyendo del régimen de Gaddafi.