El presidente Macri brindó un discurso de una hora frente a la Asamblea Legislativa, en el Congreso de la Nación. Lo hizo mediante Cadena Nacional en la que mencionó las tareas realizadas, las que están por llevarse a cabo y además reiteró sus promesas de campaña: pobreza cero, luchar contra el narcotráfico y unir a los argentinos. Sin embargo, las chicanas e indirectas siempre están a la orden del día y fueron las que dominaron prácticamente todo el acto, tanto por el lado opositor como del lado oficialista, aunque en ningún momento se nombró a la ex Presidente.

“Espero que mi Gobierno se evalúe por el éxito que tengamos en este objetivo, porque gobernar es una tarea humana”, señaló el Presidente en uno de los fragmentos de su discurso. Así mismo agregó que “para conseguir cambios hace falta tiempo, son muchos los que ponen palos en la rueda, que se resisten (refiriéndose claramente a sus principales opositores, los kircheristas); tenemos que seguir avanzando”.

Se mencionó el porcentaje de pobreza, planes para urbanizar villas y llevar agua potable a los lugares menos favorecidos, “Con casi 9 millones de asignaciones familiares alcanzamos la cobertura más alta. Fuimos por el país a buscar chicos que no tenían DNI”, dijo Macri. También habló sobre la vivienda, la salud, la revolución educativa que se está llevando a cabo, sobre esto decía: “Tenemos que inspirarnos en los chicos, que tienen la imaginación más pura, el corazón más honesto, la mirada más profunda y la confianza más plena. La confianza de los pequeños nos hace ser grandes”.

Respeto a la economía el Presidente decía que “los gobiernos anteriores la fomentaron y la quisieron esconder (a la inflación), nosotros la enfrentamos y hoy está en un claro camino descendente. En el segundo semestre la inflación fue del 8,9% canalizada la más baja desde el 2008”. Además destacó el crecimiento en el campo con compras de maquinarias agrícolas y cosechas, “esto genera más exportación, más transporte y más trabajo en la Argentina”; y agregó que “en 2016 la venta de cosechadoras aumentó 54% y la de sembradoras un 80%. La cosecha de trigo fue la más alta de la historia”.

Más adelante mencionó la tragedia de Once diciendo que si no hubiese habido una mala administración y corrupción, ese trágico hecho podría haberse evitado. Mencionando otro caso de impacto social, el Presidente se refirió al caso Nisman, preguntándose qué pasó con el fiscal y con la causa que él había iniciado.

En otro fragmento de su discurso, el presidente Macri insistió en que hay que tener diálogo para que la Argentina siga creciendo, llamó a que hay que trabajar en equipo, teniendo paciencia porque “el cambio no se hace de un día para el otro”.