El Gobierno nacional reconoció que el segundo semestre vendrá con dificultades en el sector comercial y anticipó que podrán reabrirse paritarias para negociar nuevos aumentos salariales. Así, atrás quedó la meta de inflación y salarios del 15% defendida por el oficialismo.

El encargado de afirmarlo fue el nuevo ministro de Producción, Dante Sica, quien en un almuerzo con la CAC (Cámara Argentina de Comercio) y la UIA (Unión Industrial Argentina), aseguró que “hay mucha dispersión de precios y no sabemos cuánto valen las cosas”, y completó: “si no hay inversión no hay empleo estable”. En sintonía, Mario Grinman de la CAC aclaró que Sica “dijo que vamos a tener unos meses complicados, pero que todo apunta a que en el cuatro trimestre va a haber un punto de inflexión y comenzaría de alguna manera a movilizarse el mercado”.

Quien también se refirió al tema fue el ministro del Interior Rogelio Frigerio, al respaldar la reapertura de paritarias al afirmar que “si el empresariado lo puede pagar, el 25% nos parece un buen acuerdo”.

En la reunión, los funcionarios y empresarios acordaron la continuidad del programa “Ahora 12” y establecer pautas que promuevan el consumo, la producción nacional y el fortalecimiento de las PyMEs.