El anuncio lo realizaron el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , y el presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger. Se trata de un programa Stand-by con una duranción de 36 meses.

Finalmente el Fondo Monetario Internacional llegó a un acuerdo con el gobierno argentino por un préstamo de 50 mil millones de dólares bajo la modalidad Stand-by, durante 36 meses.

Según el comunicado de prensa emitido por el gobierno, el plan económico a implementarse durante el programa fue presentado por Argentina y el objetivo es continuar reestableciendo el orden macroeconómico con dos ejes claves: convergencia más rápida al equilibrio fiscal y reducción de la inflación.

Para asegurar la convergencia al equilibrio fiscal las nuevas metas de resultado fiscal primario son del 2,7% para el 2018, un 1,3% para el 2019 y un equilibrio primario para el 2020. Por otro lado, para reducir la inflación el plan refuerza el esquema de metas con tipos de cambio flotante y fortalecimiento de la autonomía del Banco Central.No hay meta de inflación para este año y sí para el 2019 del 17% para el 2019, 13% para el 2020 y 9% para el 2021.

Además, con el objetivo de reducir en forma sostenible la inflación el gobierno sostiene que es necesario fortalecer la situación patrimonial de las autoridad monetaria Banco Central, para ello se enviará al Congreso un proyecto de reforma de la Carta Orgánica para reforzar su autonomía.

Asimismo, el Tesoro se compromete a un programa de cancelación anticipada de Letras Intransferibles para que el Banco Central pueda, con esos recursos, reducir el stock de Lebac.