Bajar el déficit es central, como se sabe, y el gobierno nacional “está haciendo un esfuerzo para optimizar los recursos” informan desde la cartera laboral; “Es muy importante que el esfuerzo que está haciendo el gobierno nacional (para reducir costos y personal) también lo hagan las provincias. Hasta ahora no sucedió, aunque sí bajaron un poco las tasas a las que venía creciendo el empleo público”, explican.

Sobre el tema de los despidos, desde el ministerio informan que “se está haciendo todo un trabajo de dotación óptima. Más que despidos va a haber un re-balanceo para brindar los mejores servicios”.

Con respecto a los números de este año, podemos adentrarnos en las distintas ramas del sector público nacional. Donde mas reducciones hubieron fue dentro de la órbita del Poder Ejecutivo, con 26.387 puestos menos (contando 15.284 por el traspaso de la Policía Federal a la ciudad de Buenos Aires), mientras que el Poder Judicial aumentó la cantidad de puestos de 31.587 a 32.865.

También se hace presente la reducción de personal en el Poder Legislativo, dado que en el último año del gobierno anterior se incorporaron 1763 personas, pero durante la gestión actual se redujeron 1188 puestos, contabilizando hoy un total de 13.828 personas que dependen del Poder Legislativo.