Las 5 mujeres, víctimas del hecho se animaron a hablar después de callar por años lo ocurrido.

Un dúo de comediantes después de presentarse en el Comedy Arts Festival de Estados Unidos en el año 2002, fueron invitadas por Louis C.K. a su habitación a tomar una copa después del show nocturno, él era un comediante que admiraban entonces accedieron, en un momento preguntó si podía sacar su pene, ellas pensaron que era una broma y se rieron. “Y luego realmente lo hizo”, relataron, procediendo a masturbarse.

En 2003 Abby Schachner llamó a Louis para invitarlo a uno de sus shows, y durante la conversación, dijo que podía oírlo masturbarse mientras hablaban. Otra comediante, Rebecca Corry, dijo que en 2005 mientras estaban juntos en un programa de televisión le preguntó si podía masturbarse frente a ella. “Se inclinó hacia mi rostro y dijo: ‘¿Puedo preguntarte algo?’ Dije: ‘Sí’, me preguntó si podíamos ir a mi camerino para poder masturbarse frente a mí”. Corry dijo que no aceptó y señaló que tenía una hija y una esposa embarazada. “Su cara se puso roja y él me dijo que tenía problemas”. La quinta mujer prefirió permanecer en el anonimato.

Lejos de negar la acusación, el comediante expresó que son verdaderas y se disculpó públicamente por lo ocurrido. “El poder que tenía frente a estas mujeres es que me admiraban”, escribió. “Y utilicé ese poder de manera irresponsable”. A raíz de la denuncia, llegaron las consecuencias, la distribuidora independiente The Orchard descartó los planes para el lanzamiento de la película I Love You, Daddy, un film autofinanciado por el actor; Netflix eliminó un especial de comedias y HBO anunció rápidamente que eliminaría todos los programas relacionados con él de sus plataformas.