Luego de sufrir amenazas el fiscal platense fue golpeado, atado y encerrado en su oficina en la cual le dejaron “Nisman” escrito en el piso. Durante esta madrugada los hijos del fiscal de Lomas de Zamora fueron secuestrados.

Fernando Cartasegna, el fiscal de La Plata que esta a cargo la “causa de los sobres”, fue nuevamente atacado ayer por la tarde en su despacho. Sufrió agresiones físicas, lo maniataron, amordazaron y dejaron encerrado durante varias horas. Se dijo también que habrían intentado ahorcarlo. Antes de huir los agresores se tomaron el tiempo de escribir en el piso la palabra “Nisman” con azúcar. Debió ser hospitalizado.
Esta misma semana había sido interceptado, en su propio auto, por dos hombres y una mujer quienes lo golpearon con un bastón de uso policial y amenzaron a su familia. El lunes, le llegaron carteles a la fiscalía con una muy desafortunada frase: “conozcan al próximo Nisman”. La cual estaba debajo de una foto del fallecido fiscal y una suya caminando por la calle.
“No me hago el valiente, pero no tengo miedo, son unos tarados.” declaró Cartasegna luego de recibir los recortes.
Juan José González, fiscal de Lomas de Zamora, vivió una pesadilla ésta madrugada cuando dos de sus tres hijos fueron secuestrados. Se cree que fue un robo al azar pero debido a los conocidos sucesos que le tocaron vivir al fiscal platense esas hipótesis fueron descartadas rápidamente.
Los jovenes de 16 y 20 años fueron raptados y llevados, en el Toyota Corolla de González, hasta Camino Negro. Lugar donde los liberaron tras media hora de desesperación. Aún no se conoce si pagaron un rescate o sólo los utilizaron de escudo humano para poder escapar de la casa.
En las últimas horas se viralizó un audio en el que se escucha a otro de los hijos de González llamando desesperado a la policía. “¡Se llevaron a mis hermanos!”.