El pedido de juicio político es encabezado por Juan Cabandié y apunta a los jueces Elena Highton de Nolasco, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz por “mal desempeño en el ejercicio de sus funciones”.

En declaraciones a Radio 10, el diputado del FPV, nieto recuperado n° 77, expresó: “Es un indulto encubierto, esto merece juicio político contra los tres magistrados, sin lugar a dudas. Estos tres magistrados que están desconociendo el marco internacional. El Colegio de Abogados debería sacarle el título a estos tres magistrados”

“El voto de Highton de Nolasco tiene algo de retribución porque se está discutiendo la edad de los jueces, no sea cosa que no se aplique a los jueces de la Corte y ella siga en la Corte. Rosenkrantz y Rosatti, los dos jueces que el Presidente (Mauricio Macri) quiso poner por decreto y tuvo que retroceder, fueron los que llevaron la mayoría de este fallo. Estamos hablando del Gobierno que hablaba del curro de los derechos humanos, y el secretario de Derechos Humanos (Claudio Avruj) dijo que estaba a favor del fallo”, agregó el dirigente del Frente para la Victoria.

El Frente para la Victoria presentó hoy dos proyectos para evitar la aplicación del 2×1 a delitos de lesa humanidad. El primero es el juicio político, y el segundo, una ley aclaratoria para interpretar la aplicación de la Ley 24.390, estableciendo que en los casos de delitos de lesa humanidad no rige el principio de ley penal más benigna, lo lleva adelante Mariano Recalde.

“Consideramos que lo resuelto por la mayoría de la Corte es una decisión política que va en línea con las políticas del gobierno de Mauricio Macri de negación del genocidio (al que ha calificado como “guerra sucia”), de descalificación de la lucha popular por la vigencia de los derechos humanos, de sus organismos y aún de paralización de las políticas de reparación (referidas como “curros”)”, sostienen los legisladores en los fundamentos de esta iniciativa.

Y agregan que “no cabe separar este fallo de las designaciones de los dos nuevos jueces en la Corte Suprema que ingresaron para modificar una doctrina y práctica que fue definida como política de Estado. Alguien los eligió y los designó. Respetuosamente: háganse cargo”.